El franquiciado


El franquiciado es toda aquella persona física o jurídica que, mediante ciertas condiciones, obtiene el derecho a comercializar y explotar productos o servicios bajo técnicas uniformes y experimentadas con una rentabilidad probada y con una marca registrada.

Como contrapartida a las aportaciones del franquiciador el franquiciado deberá:
  • Pagar el total de la inversión necesaria para instalar y decorar su establecimiento según proyecto detallado del franquiciador.
  • Abonar al franquiciador los cánones de entrada y pagos periódicos establecidos a cambio de los servicios permanentes que recibe de él.
  • Disponer del stock suficiente en calidad y variedad según los mínimos que establece el franquiciador.
  • Aplicar el precio de venta aconsejado por el franquiciador.
  • Respetar todos los aspectos relacionados con la imagen corporativa de la franquicia.
  • Aceptar los controles periódicos del franquiciador e informar continuadamente de la evolución de su negocio, aceptando las posibles modificaciones que el franquiciador pudiese imponer para la obtención de resultados positivos.
  • Respetar las exclusividades territoriales y de marca.
  • Compromiso de asistencia a los cursos de formación que realice el franquiciador.
  • Usar los métodos de trabajo, directrices comerciales y de gestión general que el franquiciado trasmite a través de los Manuales.
  • Respetar las características del sistema comercial y de gestión que definen la franquicia en cuestión.
Información facilitada por Peribáñez Asesores.
Introduce tu CV  -  Busca ofertas de empleo

Schibsted Classified Media Spain
Laboris es una web de Schibsted | Laboris.net cumple con la ley orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de protección de datos de carácter personal
© 2017 Schibsted Classified Media Spain, S.L.