Createsse: tiendas de bisutería creativa

Createsse La bisutería creativa es un concepto que, aunque bien asentado fuera de España, en nuestro país todavía se está abriendo paso. Consiste en otorgar la posibilidad de que los clientes (mayoritariamente mujeres) creen sus propias piezas mediante la compra de las piezas necesarias, de venta en establecimientos especializados. «Es todo lo que podemos proporcionar para que la usuaria pueda construirse y ponerse de bisutería de collares, pulseras, sortijas e, incluso, de adornos para el hogar, modificación de vestidos, ropa, calzado, ropa de baño, con abalorios y fornitura metálica». Así lo define el responsable de Expansión de Createsse, Javier Paniello Salinas.

Esta firma basa su modalidad de negocio en este concepto. Pero sus inicios no fueron por ese camino sino que hay que buscarlos 30 años atrás, en la puesta en marcha de una empresa dedicada al sector del suministro para joyería y bisutería, de piedras, herramientas, maquinarias, fornitura en los diferentes tipos de metal, etc. «Hace unos cuatro años empezamos a exportar a Francia, siendo nuestro mercado natural los joyeros», explica Javier Paniello. Allí, descubren el concepto de la bisutería creativa que también funciona muy bien en Bélgica, Inglaterra y Finlandia, países a los que deciden llevar sus productos. «Pensamos que si no existe este mercado, nosotros debemos integrarnos y generar una cierta expectativa. Y la verdad es que funciona muy bien», afirma.

La primera tienda de Createsse se puso en marcha en septiembre de 2006, en Murcia, de donde es originaria la marca. El buen desarrollo experimentado les lleva a la apertura de la primera franquicia en febrero de 2007, en la localidad de Alicante. Ahora cuenta con siete locales, a los que unirán dos más en breve. «Nuestros planes son conseguir tener, hacia final de año, entre diez y 12 puntos de venta en España. Y para el año que viene queremos llegar a tener unos 18-20 y comenzar la expansión internacional». Respecto a sus perspectivas territoriales de crecimiento, están abiertos a todo el país, si bien han comenzado con un crecimiento bajo la estrategia de la mancha de aceite: de lo más próximo a lo más alejado.

«Desde Murcia nos vamos expandiendo hacia el Sur y hacia el Levante. Y en Madrid, que también es muy importante, tenemos un local».

Servicios

Uno de los pilares de Createsse es su central de franquicias que aporta numerosos servicios a sus franquiciados sea cual sea la etapa en la que estos se encuentren. Además de la formación impartida, los socios reciben soporte en la creación de los diferentes modelos para las tiendas, fomenta los concursos locales entre los clientes, actualiza la página web cada semana con información y proyectos y va a implantar un sistema de fidelización para la clientela.

Como señalan desde la firma, «Createsse es una apuesta segura con unas ventas que crecen todos los meses. La enseña basa su oferta a los franquiciados en la calidad contrastada de todos sus artículos, la seguridad de haberlos puesto ya a prueba en el mercado, la renovación constante de sus colecciones y la experiencia de más de una década como distribuidor del sector de productos para la creación de bisutería personalizada».

Autoempleo para ellas

Las futuras franquiciadas deben ser creativas y estar interesadas en el negocio de la bisutería.

El perfil de franquiciado que busca Createsse es el de una mujer que quiere autoemplearse e incluso un par de socias que se combinen para desarrollar su propio negocio. «Tienen que tener un perfil ligeramente creativo y aficionado a la creación de bisutería», explica el responsable de Expansión de la marca, Javier Paniello. «Si no lo tienen, como nos pasa con una franquiciada en concreto, no pasa nada porque se les va formando y ellas mismas van evolucionando dentro del proyecto». La franquiciada necesitará el apoyo de otra persona en su labor diaria. «También depende de la localización de la tienda: en centros comerciales el horario es más exigente que en tiendas a pie de calle».

La formación impartida está incluida en el coste de la franquicia. Se desarrolla los lugar tres días antes de la inauguración de la tienda, en la central ubicada en Murcia. Una vez abierta, una persona responsable de otro local acude al recién inaugurado para ayudar durante esas jornadas iniciales. Todo ello se completa con formación continua.

Cifras a considerar

Antes de invertir en una franquicia, conviene hacer algunos números.

La inversión que hay que realizar para poner en marcha una tienda de Createsse variará en función del tamaño de la misma. Como explica el responsable de Expansión, Javier Paniello, «nosotros hacemos toda la instalación de mobiliario, rotulación, equipo informático y el primer ‘stock’. Contando con eso y el canon de entrada, son unos 35.000 euros de media. Pero si la tienda es muy pequeña se pueden reducir a 25.000 y, si es muy grande, pueden ampliarse a 42.000/43.000». El canon de entrada, incluido en la inversión, es de 9.000 euros. La amortización de dicha cantidad inicial dependerá de la forma en que se calcule. Así, si durante dicho periodo se le resta el coste del sueldo mínimo que se va a llevar el franquiciado, podemos hablar de un año o año y medio. Si no calculamos dicho sueldo, estaríamos hablando de seis o siete meses.

Cada franquicia pagará un ‘royalty’ de mantenimiento del cinco por ciento mensual de la facturación. Y no existe canon de publicidad.

El local tendrá una dimensión de 35 metros cuadrados y se ubicará en poblaciones de 50.000 habitantes. Además, el contrato se firma por un periodo de cinco años.

Más información:
Createsse
C/ Nicolás Ortega Pagan, 2
30003 Murcia
Tel.: 968 355 609
www.createsse.es
info@createsse.es

© Laboris

Schibsted Classified Media Spain
Laboris es una web de Schibsted | Laboris.net cumple con la ley orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de protección de datos de carácter personal
© 2017 Schibsted Classified Media Spain, S.L.