La Chinata: una gran «oleoteca»

La Chinata Paté de aceitunas negras o confitura, chocolate al aceite de oliva, crema facial, caramelos y, como no, aceite virgen extra. En la oleoteca La Chinata encontramos una gran variedad de productos relacionados con algo tan nuestro como el acetie

Hasta los paladares más exquisitos encontrarán en la madrileña tienda de La Chinata (C/ General Díaz Porlier, 44) placer para sus sentidos. Y es que recorriendo los estantes de esta oleoteca podemos encontrar una gran variedad de productos relacionados con el aceite. Desde garrafas de cinco litros hasta botellas de cristal de aceite virgen extra en rama de medio litro. Los gourmets del oro líquido encontrarán en este rincón la posibilidad de disfrutar de lo mejor de las almazaras de Plasencia (Cáceres).

Con la experiencia de tres generaciones

La Chinata es un negocio que ha abierto sus puertas hace poco más de un mes en la capital, sin embargo, para su puesta en marcha ha contado con el saber hacer de hasta tres generaciones, gracias a la Compañía Oleícola Siglo XXI. Esta empresa, ubicada en Plasencia, se dedica a la elaboración de aceite de oliva virgen extra y demás productos, tanto de alimentación como de cosmética, derivados de este producto. Sus creadores apuntan a que «la idea inicial es acercar al consumidor los productos elaborados por la empresa, heredera de una larga tradición en el mundo del aceite».
Esta compañía comenzó con la alimentación y, poco a poco, han ido desarrollando su investigación sobre el aceite para realizar otros productos. El gel de baño, la crema de manos y uñas al aceite de oliva, el jabón líquido o el gel son otros de sus productos.

Dificultades

Los contratiempos son habituales en la puesta en marcha de cualquier negocio. Desde La Chinata apuntan a que encontraron «los normales en toda actividad comercial. Pero la mayor dificultad fue encontrar el local idóneo, así como la selección del personal que se adaptara a las características que buscábamos». En la actualidad, La Chinata cuenta con un pequeño local situado en un barrio céntrico de Madrid donde se exhiben perfectamente todos los productos comercializados.

Para la apertura no han contado con ningún tipo de ayuda ni subvención. Pero esperan que el carácter único de su negocio sea suficiente para su buen funcionamiento. «Hay tiendas dedicadas a la venta de aceites de diferentes marcas y procedencias, pero como tienda promovida por una empresa aceitera para comercializar sus productos exclusivamente, creemos que somos los primeros en el mercado».
Y es que La Chinata está concebida como «tienda de fabricante». Esto permite que no se trate con intermediarios y se puedan conseguir precios muy atractivos para el consumidor final.

Unas perspectivas positivas

La buena acogida del público y la confianza de contar con productos de calidad y naturales les proporciona a sus fundadores una perspectiva «excelente» sobre su futuro. «En poco tiempo vamos a incrementar nuestra oferta de cosmética y no tardaremos mucho en ir aumentando nuestra gama de alimentos elaborados con nuestro aceite». Para llevar a cabo este proyecto cuentan «con una sola persona, la responsable, joven y con ganas de crecer en nuestra empresa. Si las circunstancias así lo exigen, claro que ampliaremos nuestra plantilla», concluyen desde La Chinata.

El boca oreja

De momento, sus promotores no se han planteado ningún tipo de campaña de publicidad: «Tenemos fe en el boca a boca, ya que creemos que los clientes que prueben nuestros alimentos y nuestros cosméticos repetirán y serán nuestro mejor canal de promoción». Hasta el momento así ha sido y la acogida no ha podido ser más positiva. «La clientela nos ha recibido con mucho entusiasmo y eso nos anima a seguir trabajando en la investigación de nuevos artículos para ofrecer a todos nuestros clientes y amigos». Quizá la base de su éxito sea la gran variedad de productos que proporcionan, ideales para los amantes de la cocina o para quienes deseen probar sabores nuevos.

«Ofrecemos una amplia gama de productos naturales (varias calidades de aceite de oliva virgen, mieles, mermeladas, aceitunas, vinagres, pimentón, etc.). También tenemos productos elaborados con nuestro propio aceite (chocolate, palitos de pan, caramelos de miel bañados en aceite, etc.). Y otros elaborados con aceitunas (confituras y patés) e, incluso, otros elaborados con hojas de olivo, como las infusiones». Todos estos productos tienen la ventaja de que se convierten en un buen regalo para nuestros allegados. ¿A quién no le gustaría probar una mermelada de fresa con kiwis o una confitura de melocotón con mango?

Y los expertos en fogones seguro que agradecen la mermelada de tomate, las especies de ajo extremeño y cayena en rama o, como no, el pimentón de la nera. Lo mejor de todos estos productos es su precio: económico y asequible a cualquier bolsillo, puesto que, en la mayoría de los casos, por menos de tres euros podemos llevarnos estos manjares a casa.

© Laboris

Schibsted Classified Media Spain
Laboris es una web de Schibsted | Laboris.net cumple con la ley orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de protección de datos de carácter personal
© 2017 Schibsted Classified Media Spain, S.L.