El placer del auténtico helado americano

Boulder Café ¿A quién no le apetece disfrutar de un delicioso helado de plátano con trozos de chocolate y nueces? ¿Y uno de tarta de queso y fresa con fresas y remolinos de cookies? Un éxito seguro. Esto es lo que pensó Marina Fuentes Arredonda, una emprendedora que decidió liarse la manta a la cabeza y abrir Boulder Café.

Se trata de una cafetería-heladería situada en la localidad de Pozuelo de Alarcón (Madrid) con un corner el quepodemos degustar los helados de la marca Ben & Jerry’s, disfrutar de un momento de descanso mientras llenamos el estómago o saborear un café. También destaca su comida rápida pero exquisita (desde una tosta de foie con manzana a un crepe de pollo con crema de queso al dátil) que podemos probar mientras los más pequeños se distraen en una zona de juegos habilitada en el mismo local.

La idea de montar un negocio de estas características ya rondaba la cabeza de Marina desde 1997 cuando volvió de su pueblo natal en Colorado (Estados Unidos) y que hoy da nombre a la cafetería. Pero al comenzar a trabajar en el mundo del cine todas las previsiones de esta joven quedaron en el aire. Sólo cuando su marido le habló de Ben & Jerry’s tras su aterrizaje en España, Marina retomó la idea. Y es que esta enseña se caracteriza por donar un 7,5 por ciento de sus beneficios anuales a la labor social y por trabajar con granjas unifamiliares, de ahí que esta estadounidense se decantara por esta franquicia por su doble valor: empresarial y solidario. Ben & Jerry’s trabaja en todo el mundo para conseguir un planeta mejor y más justo, y está comprometida con mejorar la calidad de vida de las comunidades en las que opera.

El carácter emprendedor de Marina viene además marcado por sus estudios de Empresariales en España y París y por su experiencia en la gestión empresarial en el sector de la hostelería. Algo que ha hecho que Marina sea ahora capaz de compatibilizar la gestión de su negocio con su trabajo como productora de cine.

Una inversión alta

Boulder Café 300.000 euros fue la inversión inicial necesaria para conseguir poner en funcionamiento Boulder Café, dentro de la cual se encuentra el traspaso del local. Una cantidad que ya tenía estimada gracias al plan de empresa llevado a cabo para tal efecto. Como ayuda contó con el apoyo de Avalmadrid, que le proporcionó un crédito dirigido a mujeres empresarias con un bajo interés.
Y es que «las principales dificultades han sido la liquidez y la falta de dinero que necesitas en el primer año», comenta Marina. Para su buen rodaje, el local cuenta con una plantilla de cinco personas. Con la peculiaridad de que la encargada, Vicky, proviene de una de las empresas de la competencia directa de Ben & Jerry’s.

El local no puede albergar mayor personal, puesto que los turnos están completos, algo que también frena el volumen de negocio: «La facturación no puede ir a más desgraciadamente por la negativa de los vecinos de no autorizar una terraza. Algo inaudito al tratarse de un local sobre todo dirigido a familias, que cierra pronto», afirma Marina, que también se muestra orgullosa porque los fines de semana su cafetería rebosa clientela.

De ahí que para ampliar su negocio ya esté pensando en abrir un nuevo local en Majadahonda, también en la zona noroeste de la Comunidad de Madrid como el actual.

© Laboris

Schibsted Classified Media Spain
Laboris es una web de Schibsted | Laboris.net cumple con la ley orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de protección de datos de carácter personal
© 2017 Schibsted Classified Media Spain, S.L.