«El mercado está algo estancado: las ofertas y la movilidad son escasas»

Sr. Francesc Roqué Francesc Roqué, consejero delegado de la consultora de RR.HH. ABR Action Consulting

2004 parecía que iba a ser un buen año para el empleo, pero su evolución es incierta. El consultor Francesc Roqué reflexiona en esta entrevista sobre la situación actual del mercado de trabajo.


A pesar de la desaceleración, nuestra economía sigue creciendo, pero a penas se crea empleo. ¿Crecimiento económico y ocupación ya no van de la mano?

Eso parece. Lo que observamos las empresas de selección y las consultoras de recursos humanos es que la contratación está algo estancada. No estamos atravesando una fuerte crisis ni el paro está subiendo mucho, sin embargo, no se incrementan las peticiones de nuestros clientes para seleccionar candidatos.

Y al mismo tiempo, el volumen de currículums que recibimos, especialmente de personas potencialmente ocupables, tampoco se ha incrementado, ya que la movilidad de los profesionales en activo es baja: no se atreven a cambiar de empleo.

En estos momentos tenemos que recurrir principalmente a la búsqueda directa como método de selección. Hasta hace pocos años eran los candidatos quienes se dirigían a nosotros, ahora se ha invertido el proceso y somos nosotros quienes hemos de ir a buscarlos.

Otro cambio importante en el mercado es la aplicación de políticas preventivas: antes las empresas despedían personal cuando el negocio iba mal, ahora despiden para obtener beneficios.

Eso supone la destrucción de empleo, por ejemplo en empresas industriales, que además se están trasladando a otros países. ¿Cree que la "fuga" continuará?

De la misma forma que esas empresas llegaron aquí en los ochenta atraídas por unos bajos costes, ahora se marcharán para buscar esas mismas ventajas en los países del Este y asiáticos. Y a corto plazo esto comportará una pérdida de empleo.

Estancamiento y destrucción de puestos de trabajo en algunos sectores... ¿Le parece esta situación de mercado generalizada?

La situación del mercado es muy heterogénea, no es igual en todas las empresas ni en todos los sectores; incluso en tiempos de crisis hay actividades que siguen creciendo.

El sector financiero, por citar un ejemplo -sobre todo en el área comercial- sigue creando empleo, pero, en general, el mercado está algo estancado: las ofertas y la movilidad son escasas, además las ofertas no casan del todo con la demanda.

Por un lado nos encontramos con un cierto volumen de profesionales con mucha experiencia y preparación a quienes les está costando mucho encontrar trabajo, y por otro, con puestos que no se llegan a cubrir porque no hay profesionales que posean la cualificación requerida.

Y finalmente, hay gente joven que está “sobreformada” porque nada más acabar la carrera ya ha hecho un master sin tener experiencia profesional -a veces para aprovechar el tiempo porque no encuentra empleo, y a menudo porque aunque tenga ofertas, sólo está interesada en según que puestos o empresas.

¿Son las empresas más exigentes a la hora de contratar que hace tres o cuatro años, en plena euforia del mercado laboral?

Sí, y cada vez tienen más en cuenta los aspectos personales: actitudes, afinidad con la filosofía de la organización, adaptación al equipo de trabajo y a los cambios...

¿Qué salarios están ofreciendo las empresas?

Una de las fórmulas que utilizan para decidir qué salarios pagar es consultar las encuestas salariales que elaboran algunas consultoras. Son encuestas que se realizan a partir de entrevistas a directores de recursos humanos: se les pregunta cuánto cobran los trabajadores de su organización y se establece una media.

Muchas veces lo que contestan se refiere a profesionales que quizá llevan diez años en la organización, por lo que su sueldo, probablemente no es el que las empresas están dispuestas a pagar por una persona a quien acaban de incorporar.

En resumen, existe contención salarial. Nosotros constatamos, por los procesos de selección que estamos llevando a cabo, que hay empresas que están ofreciendo el mismo salario, para un mismo puesto, que hace algunos años.

¿Va esto ligado a la “necesidad” de recortar gastos para ofrecer buenos resultados a los accionistas?

Hay muchas empresas que creen que ésa es la fórmula. Establecen una relación muy directa entre el mal funcionamiento de la empresa y los costes de personal. Si el negocio va mal o simplemente no han obtenido los beneficios que esperaban despiden personal, pero pocas veces es ésa la solución al verdadero problema. Creo que es un error pensar más en cómo recortar gastos que en cómo generar más negocio.

¿Cuál cree que va a ser la evolución del mercado laboral en los próximos meses: ¿se va a crear más empleo?, ¿van a tener las consultoras de recursos humanos más peticiones de sus clientes para seleccionar personal?

No me atrevo a pronosticarlo porque la situación actual es muy atípica. De hecho, el año pasado no fue tan malo, al menos en nuestro caso. Llevamos a cabo bastantes procesos de selección.

El año 2003 fue significativamente mejor que el 2002, pero, sin embargo, 2004 ha arrancado de forma incierta. No percibimos una continuidad de la mejora, por lo que es muy difícil predecir cuál será la evolución.

© Laboris

Schibsted Classified Media Spain
Laboris es una web de Schibsted | Laboris.net cumple con la ley orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de protección de datos de carácter personal
© 2017 Schibsted Classified Media Spain, S.L.