Análisis DAFO

Los profesores Kenneth Andrews y Roland Christensen crearon en los años 70 una nueva herramienta de análisis para la gestión de empresas, el SWOT (Strengths, Weaknesses, Opportunities, Threats), cuyo equivalente en español es DAFO (Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades).

Este método se usa habitualmente en la gestión empresarial y uno de los campos en que ha tenido más aceptación es el del marketing, en el que se aplica al estudio de productos.

Aplicar un análisis DAFO consiste en algo tan sencillo como estudiar cuáles son los puntos fuertes y débiles de una empresa, un producto, una zona turística o incluso una persona en relación a las amenazas y las oportunidades que presenta su entorno.

Los parámetros que analiza esta herramienta son, por tanto, internos (debilidades y fortalezas) y externos (amenazas y oportunidades):

  • Debilidades: limitaciones que pueden impedir a la empresa defenderse de las amenazas o aprovechar las oportunidades. Por ejemplo, una infraestructura tecnológica obsoleta.
  • Amenazas: para una empresa puede ser amenazante que desde una legislación se regule alguna de sus actividades hasta la inminente aparición de un nuevo competidor.
  • Fortalezas: puntos fuertes que permiten hacer frente a las amenazas y aprovechar las oportunidades. Por ejemplo, una cartera de clientes sólida.
  • Oportunidades: factores del entorno que, bien aprovechados, pueden proporcionar ventajas o beneficios. La necesidad de adaptación al euro, por ejemplo, era una oportunidad evidente que muchas empresas de informática supieron aprovechar.

Información elaborada por Juan Miguel Rosa

© Laboris

Schibsted Classified Media Spain
Laboris es una web de Schibsted | Laboris.net cumple con la ley orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de protección de datos de carácter personal
© 2017 Schibsted Classified Media Spain, S.L.