Sin límites: la formación a distancia

Se suele definir al e-learning como el aprendizaje mejorado mediante la tecnología. El aprendizaje electrónico u online se utiliza en diversos ámbitos entre los que destacan la Empresa y la Universidad. La industria del e-learning es amplia y cuenta con diversidad de opciones y con las más variadas orientaciones pedagógicas. De hecho, se encuentra todavía en fase de desarrollo, aunque lo mismo podríamos decir de la educación presencial. ¿Quién sabe cómo aprenderemos dentro de unos años? ¿Vivirá por fin una revolución el mundo de la enseñanza?

Mejor online

Por el momento, parece ser que la educación electrónica es en muchas ocasiones mejor que la presencial. Al menos así lo asegura un estudio del Departamento de Educación de los EUA. Según el informe, los estudiantes de estudios superiores online aprenden mejor que los alumnos presenciales del mismo tipo de estudios. Estos datos podrían explicarse en parte por el hecho de que la motivación de los estudiantes de e-learning suele ser mucho mayor que la de los alumnos de Universidades presenciales.

El porcentaje de los alumnos online que desean realmente estudiar lo que han elegido es más elevado. Estos alumnos están dispuestos a trabajar más intensamente para lograr alcanzar su objetivo. Y es que tener definido un objetivo y querer alcanzarlo son claves básicas en cualquier tipo de aprendizaje y son también un indicio de que se logrará el éxito al final del proceso.

Debemos preguntarnos: ¿Para qué queremos estudiar? Si estamos convencidos de que nos dirigimos hacia un trabajo mejor, hacia una mejora de nuestra vida, hacia unos horizontes vitales y profesionales más amplios, los esfuerzos que dedicaremos a ello serán, sin duda, mucho mayores y, por ello, también efectivos.

Crece la colaboración

Una de las principales tendencias del mundo del e-learning, que se encuentra en un momento de gran expansión, es el aprendizaje realizado mediante la colaboración. Este tipo de enseñanza ya no se basa en la estructura clásica de un profesor que transmite una serie de conocimientos a sus alumnos, sino que los alumnos pasan a tomar un papel mucho más activo.

Los mismos aprendices son capaces de ayudar a los que se encuentran en su misma situación. Lo que no sabe uno lo sabe otro y al revés, y así se llega a una serie de intercambios a lo largo del planeta que sólo son posibles con la actual Internet. ¿Quién no ha solucionado un problema gracias a un post que alguien había dejado en un blog o en un foro? ¿Cuánto podemos aprender de aprendices como nosotros y cuánto podemos enseñar nosotros mismos? En el mismo concepto de colaboración e intercambio se encuentra una de las bases del aprendizaje.

Aprendemos de los otros, con los otros. Siempre. Y ahora Internet permite desarrollar todo este gran potencial colaborativo y participativo.

Blogs y creatividad

En este ámbito son protagonistas los blogs, las redes sociales, los chats, los wikis, los podcasts e incluso los mundos virtuales. Todas estas expresiones sociales de Internet son susceptibles de ser utilizadas para el aprendizaje y, de hecho, espontáneamente ya lo son. Pero siempre se puede ir un paso más allá: muchos pedagogos de la industria del e-learning ya empiezan a contar con todas estas herramientas comunicativas, con estas formas de hablar que la tecnología pone a nuestro alcance.

Sus ventajas y aplicaciones se encuentran todavía en un período de desarrollo y exploración. Hay mucho por innovar, por descubrir. Se necesita una gran capacidad de dinamización y aplicar la creatividad al campo educativo.

© Laboris – Redacción de Lectiva 16-11-2009

Comparte lo que piensas con otras personas, haz que se conozca tu opinión.




Schibsted Classified Media Spain
Laboris es una web de Schibsted | Laboris.net cumple con la ley orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de protección de datos de carácter personal
© 2017 Schibsted Classified Media Spain, S.L.