El paro se convierte en el problema número uno

La imparable escalada de las cifras de desempleo empieza a hacer mella en la psicología colectiva de los españoles, una tendencia que ha recogido el último barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), y que ha situado al paro como el principal problema de los españoles.

Así, la preocupación por el futuro laboral ha aumentado seis puntos desde el pasado mes de julio y ha alzado al desempleo hasta el primer puesto de este negativo ranking, un lugar que no ocupaba desde el mes de mayo. Exactamente, el 62,2 por ciento de los entrevistados ha citado la falta de trabajo como uno de los problemas del país, frente al 56,1 por ciento que lo mencionó en el barómetro anterior. El paro recupera así el primer puesto que cedió en el índice de junio a las dificultades económicas, que, en esta ocasión se sitúan en segundo lugar con un 54,2 por ciento de respuestas, seis puntos menos que en julio.

El pesimismo parece haberse propagado como una plaga en las últimas semanas, ya que el informe -realizado a través de 2.480 entrevistas personales y domiciliarias en 237 municipios de 49 provincias- revela que la situación económica sigue causando estragos entre los ciudadanos ya que, el 60 por ciento la define como «mala o muy mala», frente al seis por ciento que la considera «buena o muy buena». Estos porcentajes son muy similares a los de julio.

[ Sin novedad ]

Donde no se han producido cambios es en la relación de problemas que afectan más personalmente a los encuestados, en la que las dificultades económicas siguen en cabeza rozando el 50 por ciento de las respuestas. Por detrás y por este orden, aparecen el paro, con un 28,8 por ciento -2,5 puntos menos que en julio-, la vivienda, con un 16 por ciento, la inseguridad ciudadana (nueve por ciento) y la inmigración (ocho por ciento).

No todo son malos datos, ya que sin embargo, se registra una mejora, aunque muy modesta, de la confianza en el futuro. Si en julio eran un 11,7 por ciento los que pensaban que la situación económica estará mejor dentro de un año, ahora hacen este pronóstico un 13,7 por ciento. Aún así, un abultado 45 por ciento augura que la economía empeorará en los próximos 12 meses, casi 2,5 puntos menos que en el estudio anterior.

Por otra parte, la inmigración repite en el tercer puesto en la lista de los problemas nacionales que elabora el CIS, con un 28,4 por ciento de contestaciones, seguida del terrorismo.

[ Casi la mitad de los desempleados no espera encontrar trabajo en breve ]

Cuatro de cada diez asalariados creen que perderán su puesto durante los próximos seis meses.

Un estudio realizado por la empresa de recursos humanos Randstad entre más de un millar de personas repartidas por toda la geografía española redunda en el pesimismo que parece haberse instalado como actitud colectiva nacional. Casi uno de cada dos españoles que están en paro no confía en encontrar un puesto de trabajo en los próximos seis meses, y cuatro de cada diez de los que sí tienen empleo creen que lo perderán durante los meses venideros.

Es reseñable destacar cómo la confianza en encontrar empleo aumenta cuanto mayor es el nivel de estudios y disminuye con la edad. Así, los desempleados mayores de 45 años son los que más pesimistas se sienten, frente a los jóvenes, especialmente las mujeres, que se muestran algo más optimistas, excepto en el caso de las que tienen entre 30 y 44 años. Desde Randstad apuntan que «esta circunstanciapodría estar vinculada con la maternidad y sus posibilidades de acceder a un empleo».

Haciendo un rastreo geográfico pormenorizado, Baleares, Comunidad Valenciana y Asturias son las comunidades donde los parados se muestran más esperanzados en salir de su situación, frente a Cantabria y Canarias, más pesimistas.

Y una curiosidad del informe: no se constatan apenas diferencias entre las expectativas de los parados españoles y las de los extranjeros. Su nivel de confianza es prácticamente el mismo, si bien los españoles más confiados en encontrar empleo se ubican en la franja de 16 a 24 años y los extranjeros en la de 30 a 39 años.

[ La barrera psicológica de los tres millones, a punto de romperse ]

El presidente de la Comisión de Economía de la CEOE, José Luis Feito, ha afirmado que el paro superará la barrera de los tres millones de personas en los primeros meses de 2009, cifra que calificó de «bastante aterradora». «Se puede decir con absoluta certeza que el paro superará los tres millones probablemente en los primeros meses de 2009. A partir de ahí, se manejan diferentes escenarios, en función de lo que crezca la población activa, cuanto pueda caer la actividad y otros factores», explicó. No obstante, Feito indicó que, según la experiencia española, el paro podría seguir subiendo en paralelo a la recuperación económica, como ocurrió en la crisis de los 90.

[ Diez consejos para superar el pesimismo ]

La escuela de negocios ESCP-EAP propone un decálogo para encarar la situación negativa, incluso aprovechar sus efectos y salir fortalecido.

Formarse y reciclarse figuran entre las principales recomendaciones que ESCP-EAP sugiere para sobrevivir en el puesto de trabajo y encontrar una oportunidad para crecer profesionalmente, en medio de un contexto económico incierto. Desde la escuela de negocios inciden, además, en la necesidad de fomentar las redes de contacto ‘networking’ y descubrir los puntos fuertes, sin olvidar otros aspectos de la vida, como la familia y los amigos. El autor del decálogo es el profesor Sergio Cardona, quien señala que conviene hacer un esfuerzo por diferenciarse, bien a través de la formación o bien, dando un giro a la trayectoria profesional que permita salir fortalecido.

  1. Proteja su autoestima. Aunque en tiempos de crisis -cuando se oyen rumores o se constatan planes de reducción de plantilla- es difícil mantener la calma, Cardona, aconseja «no amargarse». Es importante saber que las transformaciones y los cambios son inevitables: «Sólo así dejará de pensar que usted ha podido provocar esta situación». Por el contrario, éste puede ser el momento de buscar fórmulas para hacer brillar su talento.
  2. Sea consciente del período de «duelo». Todo cambio comienza con una pérdida. Por eso, es natural sentirse inseguro y triste, pero lo importante es no perder la perspectiva de que se trata de algo pasajero.
  3. Cree su propio «consejo de administración». Son su familia y sus amigos quienes le harán sentir la tranquilidad que da tener un apoyo in­con­­­dicional. Por más que uno pase la mayor parte de su vida en la empresa, «usted no es su trabajo». Consúlteles, pero no les traslade los problemas laborales. En última instancia, la decisión es sólo suya.
  4. Recurra a una red de apoyo externo. Cultive sus contactos, sin olvidar que el apoyo que pueda recibir ahora será mayor cuanto más importante haya sido también su empeño por cuidarlos: «Sembrar es fundamental».
  5. Aproveche para redefinir su carrera profesional. Haga un alto en el camino y piense: «¿En qué momento se encuentra mi carrera profesional?», «¿Debo seguir en la misma línea o emprender un giro?». Es fundamental que defina, cuanto antes, qué quiere para su futuro; de lo contrario, puede que sean otros quienes fuercen un cambio en su vida. Adquiera perspectiva: seguramente, repasando su trayectoria encontrará pistas para el futuro.
  6. Descubra sus puntos fuertes. Independientemente del trabajo que desempeñe, debe ser consciente de que posee determinadas competencias que, probablemente, no sólo le ayuden en el actual ejercicio de su actividad, sino que podrían incluso diferenciarle en otro puesto de trabajo al que podría optar. Descubra cuáles son y fortalézcalas, teniendo en cuenta los nuevos desafíos sociales.
  7. Permanezca en el mercado. No desconecte nunca. Hable con los colegas de su profesión de su actual situación, sin olvidar a esos antiguos compañeros de universidad o a aquellos profesionales con los que ha coincidido en algún evento profesional –seminarios, congresos, etcétera-; lea la prensa y comparta sus opiniones en foros y ‘blogs’.
  8. Invierta en su formación. Su capacidad de aprendizaje es clave. La formación no termina nunca. Sepa que mantener actualizados sus conocimientos, perfeccionar alguna técnica o adquirir nuevas habilidades harán de usted un profesional altamente cotizado.
  9. Hay vida más allá de su empresa. El miedo a poner en marcha una nueva carrera, a sentirse de nuevo examinado por sus jefes o a salir simplemente de un entorno que, por sólo ser conocido, resulta amigable, pueden hacer olvidar al trabajador que existen muchos más sitios, y posiblemente mejores, en los que poder desempeñar su profesión.
  10. Tómese tiempo para pensar. No tome decisiones drásticas, ni compromisos que no pueda cumplir.

© Laboris

Comparte lo que piensas con otras personas, haz que se conozca tu opinión.




Schibsted Classified Media Spain
Laboris es una web de Schibsted | Laboris.net cumple con la ley orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de protección de datos de carácter personal
© 2017 Schibsted Classified Media Spain, S.L.