Entel, orientados a las personas

A.I.G.P. / Foto: Álvaro Jiménez

Entel Chisco Olascoaga, presidente de la consultora tecnológica Entel, representa un caso de emprendedor muy particular. Al igual que su empresa. Porque no es muy habitual lanzarse a la aventura de montar una compañía con más de 60 años, como fue su caso, y que en el transcurso de cuatro años haya pasado de los cuatro empleados iniciales a los más de 900 que conforman su plantilla en la actualidad. Además, se ha marcado el reto de llegar al año 2010 con 2.000 profesionales contratados.

Esta joven firma de consultoría, tecnología y outsourcing demanda, fundamentalmente, ingenieros de software, analistas y arquitectos. «También ingenieros de ‘teleco’ y redes, ingenieros de sistemas, responsables de proyectos, consultores...», afirma la directora de Recursos Humanos de Entel, Marta Gallardo Ruiz.

Las ingenierías, tanto técnicas como superiores, sobre todo en Telecomunicaciones e Informática son las más habituales en la firma, además de los técnicos en Formación Profesional en ambas ramas. «Contamos también con programas formativos para incorporar gente al sector tecnológico, aunque no sean exactamente de esa carrera», afirma Marta Gallardo.

Precisamente, el Programa de Jóvenes Talentos de Entel está dirigido a recién licenciados de las carreras antes mencionadas (o de otras afines, como Física, Química o Matemáticas). «Les impartimos una especie de master, les formamos, les entrenamos y les incorporamos en plantilla desde el primer día, con un contrato indefinido, salario, plan de desarrollo asociados, etc».

Cada año suelen celebrarse entre cinco y 15 ediciones de este programa, cada una de las cuales cuenta con la participación de entre diez y 12 personas («el año pasado se celebraron siete»).

Actitud frente a aptitud

Para entrar a formar parte de Entel, los candidatos no solamente deben contar con unas aptitudes determinadas sino que será fundamental (incluso determinante) su actitud, que cumplan el denominado perfil Entel. Según explica la responsable de Recursos Humanos, «estamos encantados de que se incorpore gente a la firma, independientemente del nivel profesional que pueda tener (puede ser tanto un programador como un jefe de proyecto), con mentalidad abierta, entusiasta, innovadora, con ganas, que esté motivada, con capacidad de trabajo en equipo...».

Los trabajadores de Entel deben compartir conocimientos, experiencia, orientación a resultados y al cliente y ser íntegros. «Buscamos gente honesta, de compromiso y que inspire confianza», señala.

Los procesos de selección realizados por esta firma parten de la recogida de currículos a través de sus fuentes de reclutamiento habituales: programas de captación internos («donde nuestros empleados nos ayudan a seguir construyendo la compañía»), fuentes on line, prensa, universidades, centros de formación.

Los historiales recibidos se someten a una metodología de selección por competencias, basada en tres entrevistas. «Una primera sirve para obtener el perfil duro del candidato, su aptitud y actitudes. Si la supera pasa a una segunda entrevista con RRHH, que es por competencias, enfocada a la parte concreta del puesto de trabajo. La tercera, y última, es de carácter técnico, con quien será su responsable directo, para saber si encaja en el equipo y en el proyecto», explica Marta Gallardo.

En función del puesto y el perfil buscado, el candidato puede someterse, también, a pruebas de inglés (escritas y orales) y pruebas técnicas escritas. «Buscamos un nivel de inglés alto, pero no es necesario en todos los puestos», afirma.

Potenciar las competencias

Cada persona que se incorpora a Entel lleva asociados un plan de formación y otro de desarrollo de su carrera, que cada año se modifican. Este punto es muy valorado por los propios empleados. «Es una empresa totalmente orientada a las personas, donde se tiene en cuenta a cada profesional de forma individual», comenta la directora de Recursos Humanos, Marta Gallardo. «Les ayudamos a desarrollarse con una política de comunicación de puertas abiertas».

Cuando una persona es contratada por Entel, el primer día de trabajo tiene una reunión de acogida, donde se le entrega su manual de bienvenida. «Se reunirá con Recursos Humanos y después con su responsable, que le explicará su área», afirma Marta. Cuando haya transcurrido un mes o mes y medio desde su incorporación, tendrá otra reunión, ésta denominada de integración, para ver cómo ha sido la evolución durante estas primeras semanas.

Envío de currículos:
Entel
C/ Orense, 70, 2.ª planta (Área de Recursos Humanos)
28020 Madrid
rrhh@entel.es

© Laboris

Schibsted Classified Media Spain
Laboris es una web de Schibsted | Laboris.net cumple con la ley orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de protección de datos de carácter personal
© 2017 Schibsted Classified Media Spain, S.L.