Las empresas también hacen ‘operación bikini’

El verano está a la vuelta de la esquina y, como viene siendo habitual, la famosa ‘operación bikini’ hace su aparición estelar en la vida de más de alguno. Sin embargo, es frecuente que durante estos meses se eche mano a ejercicio desproporcionado, dietas ‘milagrosas’ que al final no lo son y otras iniciativas que quedan en el olvido después del verano.

Para evitar que se caiga en este tipo de errores y, sobre todo, para mejorar la calidad de vida de los trabajadores, Más Vida Red ha creado su Pasaporte Saludable. Se trata de una iniciativa por la que los empleados de las empresas asociadas a esta compañía podrán sumarse a una serie de actividades que permitirán no sólo estar bien con ellos mismos en verano, sino posteriormente. «Lo que queríamos proponer es una actividad divertida y que animase a la gente a iniciarla y a continuarla, y sobre todo que fuese segura», subraya el director general de Más Vida Red, Alberto García Francos.

Alimentación, ejercicio físico y, por qué no, cuidados estéticos se reúnen en este proyecto que no es más que «un camino, un viaje que lleva al trabajador a encontrarse mejor, a un destino más saludable». Y para hacerlo posible, Más Vida Red cuenta con la colaboración de médicos, gimnasios y otras entidades especializadas en hacer que la salud sea la pieza clave de la calidad de vida de los trabajadores.

Un paso previo

El Pasaporte Saludable es, en definitiva, como un esquema que hay que seguir para llegar a un único destino: la vida sana. ¿Cómo se obtiene? Los empleados interesados en esta iniciativa y que se inscriben por mediación de su empresa, reciben, desde Más Vida Red, su cartilla (que irá sellando conforme supere etapas) y toda la información necesaria para ponerse manos a la obra, siempre en torno a dos ejes fundamentales: la alimentación y el ejercicio físico.

Pero, antes de empezar, hay que superar una primera etapa que consiste en la visita a un médico colaborador de Más Vida Red. Él será el que evalúe el estado de salud del trabajador y el que determine cómo orientar esta original ‘operación bikini’. Como señala García Francos, «la idea es hacer un primer examen para evaluar la situación general del empleado y los cambios que hay que hacer, pero también si hay algún problema que pudiera hacer no recomendable seguir el programa».

El viaje

El informe del médico determinará el enfoque del programa, tanto a nivel alimentario como deportivo. Porque si algo tienen claro en Más Vida Red es que «con este Pasaporte Saludable no introducimos ni dietas drásticas ni ejercicios que no se puedan resistir, sino que se incluyen por a poco cambios que puedan permanecer en el tiempo y, así, hacer que esa persona cambie unos hábitos que son perjudiciales por otros que son más sanos», como advierte su director general.

De este modo, todo queda listo para que el empleado comience su particular viaje hacia una vida más sana. Y la alimentación se convertirá en su compañero de aventuras. Para hacerlo posible, Más Vida Red le proporciona una guía con consejos para mantener una alimentación sana. Y no sólo eso: le ofrece un recetario con sugerencias de platos saludables e información, si la necesitan, sobre productos, menús y tiendas que interese al ‘viajero’.

Pero nada mejor que combinar una buena alimentación con algo de ejercicio. De ahí que el Pasaporte Saludable también dedique su espacio a este aspecto. En concreto, Más Vida Red propone al empleado diferentes alternativas, con programas de dos meses de duración en un principio, aunque, por supuesto, pueden prolongarse. Eso sí, siempre bajo la supervisión de un experto y con un programa adaptado a cada persona. Y si surgen dudas, que no cunda el pánico: aquéllos que participen en el Pasaporte Saludable tendrán acceso durante todo el día a los consultores, a los que podrán plantear sus problemas, inquietudes o sugerencias.

Se presentan, así, diferentes fases alimentarias y deportivas que deberá superar el empleado. Cada vez que supere una, quedará sellada en su pasaporte. Si a los dos meses de haber iniciado el programa (duración inicial de éste) el trabajador lo ha completado, remitirá a Más Vida Red su pasaporte y será compensado por haber logrado sus objetivos con un detalle. Como concluye García Francos, «son detalles que tratan de incentivar, de motivar por tener una meta».

Por dentro y por fuera

Tener salud es estar bien por dentro y, por qué no, por fuera. Porque ¿a quién no le gusta presumir de aspecto? Por eso, Más Vida Red también pone a disposición de todos aquéllos que se sumen al Pasaporte Saludable la oportunidad de mejorar su apariencia física. Y lo hace a través de centros de estética, balnearios urbanos, etc.

La cara más saludable de una empresa

Uno de los objetivos de BT es crear un ambiente saludable entre sus trabajadores. De ahí que se hayan fijado ya en el Pasaporte Saludable, aunque las políticas de promoción de la salud no faltan en esta compañía.

En la empresa BT se toman muy en serio la salud. Y muestra de ello es que su jefe de Servicio de Prevención, Antonio Hernández Nieto, es médico. Tal vez por ello las iniciativas saludables ocupan un lugar muy importante en la política de esta compañía de telecomunicaciones. «Promocionar la salud es ayudar a los empleados a hacer mejor su trabajo y también que estén más feliz en su vida cotidiana. Que estén contentos de trabajar en BT y que además tengan una información adecuada de cómo aumentar o mantener su salud», aclara Hernández.

Por esta razón el Pasaporte Saludable que propone Más Vida Red les viene como anillo al dedo, ya que se adapta a los objetivos de esta compañía, que no es otro que el de ser una empresa saludable. «Cuando tenemos la oportunidad de hacer algo, que sea fácil, sencillo y que podamos introducir para promocionar la salud de nuestros empleados lo apoyamos», señala el jefe del Servicio de Prevención de BT. Porque, en definitiva, estar bien con uno mismo es estar bien en todos los ámbitos, y eso se nota. Y es que, como señala Hernández, «los empleados son una parte muy importante de la compañía. Ellos constituyen la cara y si ellos están sanos, sus esfuerzos se van a focalizar mucho más en desarrollar su trabajo».

Desde dentro

Por eso, y porque crear un ambiente saludable es uno de los grandes objetivos de BT a nivel global, esta compañía cuenta con políticas de promoción de la salud corporativas muy arraigadas. De hecho, también puso en marcha un programa propio destinado a desarrollar hábitos saludables.

La intención, en este caso, era la de «mejorar la forma de comer, con información adecuada, dando herramientas que permitan a las personas controlar su índice de masa corporal, analizar cómo variaba a medida que se introducían las medidas que recomendábamos de alimentación, ejercicios, etcétera", añade el jefe del Servicio de Prevención. Y para conseguirlo, cuentan con personal médico que sirve de soporte para controlar el peso de cada trabajador.

No obstante, éstas no son las únicas medidas que BT desarrolla para crear el clima laboral ideal.

De ahí que a estas iniciativas se sumen otras políticas de acción social que permiten a los trabajadores, por ejemplo, colaborar con ONG, hacer donaciones, voluntariado, etc. Asimismo, cuenta con una línea de política medio-ambiental que facilita el compromiso de los trabajadores con el cuidado del medio ambiente, tanto en el terreno profesional como en su vida privada.

Más vale prevenir...

La Organización Mundial de la Salud y el Foro Económico Mundial aconsejan a las empresas poner en marcha programas de promoción de la salud en los centros de trabajo.

«Incrementar la productividad del trabajador, mejorar la imagen corporativa y moderar los costes de los tratamientos médicos son algunos de los argumentos que pueden propiciar que los directivos emprendan e inviertan en programas de promoción de la salud en el trabajo». Ésta es una de las conclusiones del estudio elaborado por el Foro Económico Mundial y la Organización Mundial de la Salud (OMS), que subraya los efectos positivos de la puesta en marcha dentro de las empresas de programas para mejorar la salud.

Y es que, según el documento, estas iniciativas permiten reducir el riesgo de obesidad, diabetes y enfermedades cardiovasculares. Un dato importante si se tiene en cuenta que 35 millones de personas murieron en 2005 a causa de este tipo de males. Y las previsiones no son muy halagüeñas: se espera que esta cifra ascienda a los 47 millones de personas en los próximos 25 años. De ahí que el estudio subraye la importancia de mantener una dieta sana unida a una actividad física adecuada (media hora de ejercicio moderado cinco días por semana), ya que constituye la mejor forma de prevenir este tipo de enfermedades.

© Laboris

Schibsted Classified Media Spain
Laboris es una web de Schibsted | Laboris.net cumple con la ley orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de protección de datos de carácter personal
© 2017 Schibsted Classified Media Spain, S.L.