El e-mail puede ser muy adictivo

¿Cuántas horas pasas al día revisando tu correo electrónico? ¿Se trata de la primera actividad que realizas al llegar a tu puesto de trabajo? Entonces, presta atención porque puedes ser un adicto al e-mail. Al menos así lo cree el 75 por ciento de la muestra elaborada por Symantec, que ha querido investigar cómo nos enfrentamos al uso del correo electrónico y cómo nos afecta.

La empresa Symantec ha elaborado un informe sobre el uso del correo electrónico en las empresas. Entre las conclusiones destaca que en el último año ha aumentado en un 47 por ciento la cantidad de mensajes enviados por correo electrónico, lo que provoca la dependencia de los usuarios con este medio de comunicación. Y es que algunos trabajadores dedican hasta la mitad del tiempo de su jornada a la revisión de sus buzones. Esto es sólo parte de lo que expone el estudio de Symantec, para el que se ha utilizado la experiencia de 1.700 usuarios y gestores de TI de Europa, Oriente Medio y �frica. Aquí te resumimos las principales conclusiones.

Se amplía nuestra jornada laboral

El interés por revisar nuestro buzón nos lleva a ampliar nuestras horas de trabajo, ya que un 54 por ciento de los trabajadores comprueba sus correos antes de las nueve de la mañana y la mayoría lo vuelve a hacer sobre las cinco de la tarde (aunque hay quien lo hace incluso a media noche).

Aumenta de forma clara el envío de mensajes. Un 91 por ciento de los gestores de TI estima que la cantidad de tráfico de correo electrónico en sus compañías ha aumentado en los últimos 12 meses, en un 47 por ciento de media. Esta cifra puede alcanzar el 200 por cien en grandes compañías (con 500 trabajadores o más). El estudio destaca algunos casos extremos, como el de empleados que envían hasta 350 mensajes al día y pueden recibir 450 mensajes durante la misma jornada laboral.

Tipos de internautas

Según su nivel de adicción (no sólo al correo electrónico, sino al resto de utilidades que ofrece Internet), los usuarios se pueden clasificar en:

  • Dependientes. Comprueban el correo de manera compulsiva y sienten pánico cuando no pueden acceder a los mensajes.
  • Disciplinados. Limitan la consulta del correo a las horas de trabajo y a su puesto laboral.
  • Abrumados. Son los empleados que se siente bombardeados y a los que les horroriza conectarse.
  • Fóbicos. Sienten pánico ante el ordenador. Lo evitan.

Recomendaciones

Symantec ha aprovechado para hacer una serie de recomendaciones sobre el uso del correo:

  • Implantar soluciones que permitan archivar correos y gestionar la cantidad de mensajes entrantes y conseguir así un acceso más fácil y rápido a la información.
  • Controlar el 'spam', puesto que supone un ahorro de tiempo, especialmente para aquéllos que se encuentran fuera de la oficina.
  • Educar a los usuarios para que guarden sólo los e-mails importantes.
  • Garantizar las copias de seguridad de los sistemas, para reducir el nivel de datos guardados en los discos duros.
  • Animar a los usuarios para que reduzcan el uso de Internet en la medida de lo posible como medio de comunicación, regresando al teléfono, el fax o el correo postal.
  • No enviar mensajes con copias a muchas personas, para evitar recibir demasiados e-mails al cabo del día o mensajes en cadena.

© Laboris

Schibsted Classified Media Spain
Laboris es una web de Schibsted | Laboris.net cumple con la ley orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de protección de datos de carácter personal
© 2017 Schibsted Classified Media Spain, S.L.