Experto en usabilidad

El experto en usabilidad tiene una gran obsesión: que el site para el que trabaja sea fácil de utilizar y satisfaga las expectativas del usuario. Suele integrarse en el departamento de diseño, de marketing o de tecnología de una empresa. Sus tareas lo relacionan con estas tres áreas, pero van mucho más allá. También puede desarrollar su carrera en el ámbito de la consultoría.

Dependiendo de la organización en que trabaje se encarga básicamente de:

  • Idear y ejecutar los tests a usuarios: consiste en escoger a diferentes personas con un perfil previamente definido para que realicen algunas tareas concretas en la web. Así se mide la facilidad con que los usuarios lo usan.
  • Realizar tests heurísticos: a diferencia del anterior, esta vez son los expertos los que evalúan la web partiendo de unos principios generales que emanan de una disciplina poco conocida en España: HCI o Interacción Persona-Ordenador.
  • Organizar la arquitectura de la información: es decir, estructurar todos los contenidos y servicios de la página. ¿Cuál es la forma más lógica de organizarla? ¿Cómo la encontrará más fácilmente el usuario? Define las secciones y subsecciones del site y lo que contiene cada una de ellas.
  • Conocer mediante técnicas de investigación de mercado el público objetivo de un sitio web y su competencia.
Estas técnicas las aplica participando activamente en el desarrollo de nuevas aplicaciones o en los diseños y rediseños de las webs. Decide cuál es la mejor ubicación de los botones, links, banners publicitarios... e incluso la navegación general de la página. El día a día se completa con evaluaciones periódicas de la usabilidad de diferentes funcionalidades de la web.

Su trabajo es multidisciplinar: está continuamente en contacto con las áreas de marketing, diseño o tecnología, aunque normalmente sostienen puntos de vista muy apartados.

¿Qué formación necesitan?

En España no hay ninguna formación específica que enseñe a ser experto en usabilidad. La base teórica parte de la HCI (Interacción Persona-Ordenador), una disciplina que se ha desarrollado sobre todo en Estados Unidos y que a duras penas ha salido de allí.

Pese a ello, poco a poco comienzan a aparecer algunos cursos que empiezan a atender la demanda específica de conocimientos sobre usabilidad.

Estos conocimientos se derivan de:

  • Psicología: o más concretamente, la psicología cognitiva, que es la rama que se ocupa de la HCI.
  • Sociología / marketing: más enfocado a la consultoría, donde se practican habitualmente estudios de mercado y técnicas de investigación.
  • Periodismo / documentación: sobre todo para la arquitectura de la información.
  • Diseño industrial / ergonomía: una buena forma de aproximarse a la usabilidad web es habiendo estudiado como fabricar utensilios y herramientas fáciles de usar en el mundo real.
Además, necesita saber las posibilidades y limitaciones de la tecnología disponible: aunque no hace falta programar en html o Java, tiene que saber cómo sacarle su máximo rendimiento.

Ahora bien, para conocer las técnicas en usabilidad la única solución es ser autodidacta, a no ser que puedas costearte una formación en el extranjero. Hay muchos recursos en la red y literatura específica, aunque la inmensa mayoría está sólo disponible en inglés. Lentamente se comienza a escribir sobre el tema en lengua española.

¿Qué cualidades deben reunir?

Este profesional parte con un hándicap: defiende la idea de que lo fácil y lo poco espectacular vende en Internet. Esto implica que tanto los equipos de diseño como de marketing suelen llevarle la contraria.

Así las cosas, las cualidades que debe tener son:

  • Proactividad y capacidad de negociación: necesita ser un buen comunicador para convencer de que no es ningún idealista y que sus ideas ayudan a mejorar el producto y a aumentar las ventas.
  • Objetividad: Tener una perspectiva externa a la empresa es la mejor forma para detectar los errores de una web.
  • Flexibilidad y empatía: básicas para desarrollar un buen trabajo en equipo.
  • Saber escuchar: especialmente cuando hace tests de usuarios.
  • Clara orientación hacia los resultados, sobre todo cuando se trabaja en una consultoría.

¿Qué perspectivas profesionales tienen?

La realidad del mercado indica que el experto en usabilidad es un perfil en alza. Las grandes empresas que operan en Internet incorporan departamentos de usabilidad y sectores como el de la banca ya tienen muy asumida su importancia.

Además, las grandes consultoras ya ofrecen servicios de usabilidad y comienzan a aparecer otras más específicas que se están haciendo hueco.

El único factor de incertidumbre surge de la posibilidad de que en tiempos de crisis otros profesionales como los diseñadores aglutinen las funciones del experto en usabilidad. Cuando llegan los recortes de personal, es uno de los perfiles que más sufre.

La necesidad de estos profesionales ha hecho que los titulados en ciencias sociales sean los que copen la mayor parte de puestos: psicólogos, sociólogos, antropólogos o periodistas con experiencia en desarrollo de webs han encontrado en la usabilidad un puesto de trabajo. Tampoco hay que olvidar a diseñadores o programadores que se han sabido reciclar hacia la experiencia de usuario.

Sus sueldos no son nada despreciables: empiezan cobrando unos 18.000 € anuales y con el tiempo pueden llegar a los 42.000 €.

© Laboris

Schibsted Classified Media Spain
Laboris es una web de Schibsted | Laboris.net cumple con la ley orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de protección de datos de carácter personal
© 2017 Schibsted Classified Media Spain, S.L.