Profesionales del mar

El mar es fuente de muchos recursos. Y no sólo naturales. Los empleos generados en torno a la actividad marítima alcanzan la cifra de 456.000. Una cantidad considerable en un ámbito que, para muchos, es fuente de pasiones. ¿Te has planteado alguna vez la posibilidad de ponerte al frente de un timón? Para muchos es un sueño por cumplir y, para otros, una forma de ganarse la vida.

Si algo queremos dejarte claro en este reportaje, son las enormes posibilidades ofrecidas en torno a este ámbito. Uno de los estudios más fiables en este sector es el realizado por el Baltic International Maritime Council (BIMCO), el cual analiza tanto la oferta como la demanda mundial de marinos. El último estudio disponible es del año 2005 (se publica cada cinco años) y sostiene que, para el año 2015, habrá una escasez de 27.000 oficiales en todo el mundo.

Dicho estudio, recogido por ANECA (Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación) en su Libro Blanco ‘Títulos de Grado en Ingeniería Náutica y Marítima’, señala que, durante los últimos diez años, se ha producido un incremento del uno por ciento en el número de buques mercantes. Esto ha motivado, en consecuencia, que exista una mayor demanda de oficiales y de subalternos.

Marinos mercantes

Si todas estas menciones a oficiales, subalternos, etc, te resultan desconocidas, te aclararemos que los estudios oficiales de Marina y Náutica conducen a las profesiones de capitán, jefe de máquinas, piloto de primera y segunda y oficial de máquinas de primera y segunda. Todo ello en la Marina Mercante.

Otro dato del informe de BIMCO hace mención a la dependencia mayoritaria que tiene la flota mundial de los oficiales europeos, norteamericanos y japoneses. Pese a que más del 25 por ciento de ellos supera los 50 años, y más de la mitad tiene más de 40. Este hecho nos muestra el problema al que se van a enfrentar las compañías una vez que estos profesionales se jubilen, si no se prevé su reemplazo (la mayoría de ellos tiene cargos de capitán o jefe de máquinas).

El estudio señala la conveniencia de despertar el interés de los estudiantes por esta profesión, además de incentivar la permanencia de quienes ya se han iniciado en la misma. Como sostiene el estudio, «si los empleadores desean disponer de oficiales que posean una buena cualificación profesional, habrán de hacer más atractiva la profesión a base de mejorar las condiciones sociales y las retribuciones salariales, para compensar el sacrificio que supone el alejamiento del entorno social y familiar que impone esta profesión».

Análisis de la inserción laboral

El Libro Blanco de ANECA ofrece un análisis de la inserción laboral tanto de los diplomados en Navegación Marítima como de los licenciados en Náutica y Transporte Marítimo.

Náutica y transporte

  • La edad para acceder a estos estudios está, de media, entre los 22 y los 24 años, y son más los hombres que las mujeres que eligen la licenciatura.
  • La licenciatura en Náutica y Transporte Marítimo se concluye en unos 7,3 años. Aquí habría que diferenciar entre el primer ciclo, que se finaliza en 4,9 años, y el segundo ciclo, finalizado en dos años.
  • Los licenciados son, sobre todo, pilotos de la Marina Mercante de primera. Además, tienen los títulos de piloto de segunda y, en menor medida, de capitán.
  • Algunos de estos estudiantes trabajó de forma ocasional durante la realización de sus estudios.
  • Sus intereses en formación adicional se dirigen a los cursos de especialización en el ámbito marítimo, la gestión del transporte y los idiomas.
  • Más del 60 por ciento de los consultados trabaja en un empleo relacionado con sus estudios.
  • Los licenciados encuestados trabajan como pilotos y en empresas y consultorías marítimas.
  • Los cursos de especialización, los simuladores y los idiomas es lo que más demandan en los estudios.
Navegación marítima
  • Su edad de acceso está entre los 18 y los 20 años, siendo más hombres que mujeres.
  • La diplomatura en Navegación Marítima suele concluirse en una media de 4,9 años.
  • La mayoría de los diplomados tiene el título de piloto de la Marina Mercante de primera, seguido del de piloto de segunda.
  • Más de la mitad de estos estudiantes trabaja mientras estudia, por lo que prolongan sus estudios.
  • Los cursos de especialización en el ámbito marítimo, los idiomas y la gestión de empresas marítimo-portuarias son las áreas especializadas que más les interesan.
  • Más de la mitad de los encuestados trabaja en un puesto relacionado con sus estudios. Y la mayoría lo tenía antes de acabarlos.
  • Los diplomados consultados trabajan como pilotos de la Marina Mercante y en empresas y consultorías marítimas.
  • Los profesionales entrevistados admiten que en los estudios cursados echan de menos más simuladores, buques de prácticas e idiomas.

Éxito del último ‘Salón Náutico de Madrid’

Aunque la comunidad no tiene mar, es la tercera ciudad española en cuanto a matriculaciones.

La Feria de Madrid concluyó, el pasado 12 de marzo, la décima edición del ‘Salón Náutico de Madrid’. La cita se inició hace diez años como una apuesta arriesgada por parte de sus organizadores, ya que diseñaba un modelo de salón inexistente hasta entonces, además de estar alejado del mar y de cualquier puerto deportivo.

El gran escaparate de la náutica de recreo en la capital reunió, en un mismo espacio, un total de 210 astilleros y empresas especializadas y más de 600 embarcaciones de diversas esloras. Durante los cinco días de duración, la cita recibió la visita de 29.270 personas.

Este evento se configura como una importante plataforma comercial dentro del sector. En ello ha influido el hecho de que Madrid represente la tercera ciudad española en cuanto al número de matriculaciones de barcos. Además es una de las comunidades con mayor número de licencias de deportes náuticos y uno de los puntos que genera más negocio en torno a este sector.

Más información:
Salón Náutico de Madrid
www.salonnauticodemadrid.ifema.es

Un análisis económico del sector

La náutica de recreo genera un total de 15.000 empleos directos.

Uno de los grandes apartados en el ámbito marítimo es el de la náutica de recreo, que ha sido objeto de un estudio acerca de su impacto económico. Los encargados de la iniciativa han sido la Asociación Nacional de Empresas Náuticas (ANEN) y la Fundación Innovamar. Su finalidad es «mostrar la radiografía y entramado económico del sector de la náutica de recreo y el lugar que ocupa como sector industrial y de servicios en la economía española», explican.

En primer lugar, hay que aclarar que la náutica de recreo se divide en tres grandes subsectores: la construcción (astilleros), el sector industrial (electrónica, motores e industria auxiliar) y el sector servicios (accesorios, alquileres, distribución, puertos y formación).

Ellos generan los 15.000 puestos de trabajo directos con los que cuenta el sector, cantidad que podemos elevar hasta 113.737 si le sumamos los derivados tanto del impacto indirecto como del inducido.

Según este estudio, si comparamos esta actividad con el resto de los 74 sectores productivos que tiene la economía, ocuparía el puesto 65 en términos de empleo y el 63 en relación con su Valor Añadido Bruto (VAB), alcanzando éste los 1.057 millones de euros.

Embarcaciones

Otras cifras que habría que tener en cuenta a la hora de profundizar en la importancia de la náutica son las relativas al número de nuevas embarcaciones matriculadas en nuestro país durante el pasado año: 11.667.

El ‘Informe sobre el Mercado de Embarcaciones de Recreo en España (2007-2007)’, también encargado por la ANEN, ha sido elaborado por la firma Sistemas de Inteligencia de Mercado a partir de las cifras de la Dirección General de Marina Mercante (DGMM). Del mismo se desprende que la mayor demanda se dirigió el pasado ejercicio a las embarcaciones rígidas, que han conseguido una cuota de mercado del 72,2 por ciento.

Igualmente, las embarcaciones de vela han crecido un 2,2 por ciento, pese a representar una cuota minoritaria de mercado. Las embarcaciones semi-rígidas también aumentaron un punto en 2007 respecto al año anterior.

Barcelona es la localidad que más embarcaciones de recreo demandó el último ejercicio. Tras ella nos encontramos a Madrid, Baleares, Murcia, Valencia, Alicante, Las Palmas, Cádiz, Girona y A Coruña.

Más amarres

Por otra parte, la Federación Española de Asociaciones de Puertos Deportivos y Turísticos ha anunciado el incremento, en un 44 por ciento, de los amarres en las costas españolas. De este modo, los nuevos puertos dotarán al litoral nacional de más de 47.300 amarres nuevos en 2015.

El último informe de esta federación señala que España tiene en la actualidad 323 puertos deportivos y 107.772 amarres, cifras que se quedan cortas ante la demanda generada por las más de 30.000 titulaciones náuticas que se otorgan anualmente.

© Laboris

Schibsted Classified Media Spain
Laboris es una web de Schibsted | Laboris.net cumple con la ley orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de protección de datos de carácter personal
© 2017 Schibsted Classified Media Spain, S.L.