Piloto de líneas aéreas

Este profesional es el máximo responsable de pilotar en condiciones de seguridad aviones de transporte de carga y pasajeros.

Su misión comienza respetando escrupulosamente el descanso reglamentario doce horas antes del vuelo y continúa con la planificación del mismo, que comienza aproximadamente una hora antes del despegue.

El piloto, en colaboración con el resto de la tripulación, prepara el plan de vuelo -con rutas y destinos alternativos-, estudia la situación meteorológica y comprueba que el aparato está en condiciones de aeronavegabilidad.

Posteriormente ejecuta las diferentes fases de la operación de despegue y, ya en vuelo, comparte al 50% con el copiloto el manejo del avión. Tras realizar la aproximación a destino y el aterrizaje, procede a una comprobación final del aparato.

En líneas aéreas con un gran volumen de operaciones, los pilotos pueden hacer, como media, hasta cinco vuelos diarios de corto recorrido -a destinos nacionales y europeos- o uno diario si se trata de vuelos transoceánicos.

Qué formación necesita

El camino a seguir hasta llegar a ser piloto de un avión de pasajeros es extremadamente largo y costoso.

Para obtener la licencia CPL(A) -que permite pilotar aviones de un solo piloto de forma remunerada o ser copiloto de aviones multipiloto- o la ATPL(A), que permite gobernar aviones multipiloto, es necesario superar una formación teórica y práctica de entre 20 y 24 meses de duración, con un mínimo de 9 meses y un máximo de 36. El coste de esta formación oscila entre los 55.000 y los 72.000 euros.

Los cursos se imparten en escuelas FTO (Flying Training Organization) autorizadas por la Dirección General de Aviación Civil, que es el organismo que expide tanto las licencias como las habilitaciones tipo.

Estas habilitaciones son certificaciones vinculadas a modelos concretos de avión -por ejemplo, un Boeing 747 o un Airbus 340- necesarias para pilotarlos. Se obtienen superando pruebas prácticas de pericia.

Las licencias de Aviación Civil son válidas para trabajar en cualquier estado miembro de las JAA (Joint Aviation Authorities), es decir, todos los países de la Europa occidental excepto Albania, Serbia Montenegro y El Vaticano.

Para aspirar a la licencia CPL(A) es necesario tener 18 años y un certificado médico de clase 1 que garantice un perfecto estado de salud.

Y para obtener la ATPL(A) se exige ser mayor de 21 años, el mismo certificado médico y acreditar un mínimo de 1.500 horas de vuelo, al menos 500 de ellas en operaciones multipiloto.

Qué perspectivas laborales tiene

Desde que una persona completa su formación y obtiene la CPL(A) hasta que reúne las horas de vuelo necesarias para obtener la licencia de piloto de transporte de línea aérea y llega a pilotar un avión de pasajeros pueden pasar muchos años, si es que lo consigue.

Las compañías aéreas no atraviesan su mejor momento y la demanda de pilotos es mínima. De manera que los jóvenes que obtienen la primera licencia intentan acumular horas de vuelo trabajando en actividades como la fumigación, la extinción de incendios, la fotografía aérea o el arrastre de carteles. Y si consiguen acceder a una compañía como copilotos, pueden pasar diez años más hasta alcanzar el puesto de piloto.

* Información elaborada con la colaboración del Colegio Oficial de Pilotos de la Aviación Comercial (COPAC).

© Laboris

Schibsted Classified Media Spain
Laboris es una web de Schibsted | Laboris.net cumple con la ley orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de protección de datos de carácter personal
© 2017 Schibsted Classified Media Spain, S.L.