Ingeniero geólogo

La ingeniería geológica permite a sus profesionales afrontar numerosas funciones de responsabilidad. Éstas abarcan la dirección de los proyectos de extracción de minerales o la organización en la detección y el tratamiento de las materias primas.

Además, el ingeniero geólogo puede ser jefe de tratamientos hidrológicos, de recursos naturales y de empresas dedicadas a cualquier tipo de actividad extractiva; asesor de medio ambiente para zonas de explotaciones mineras, petrolíferas o urbanísticas; responsable de la ordenación del territorio; técnico medioambiental en la realización de cualquier obra civil; por supuesto puede ejercer la docencia o a la investigación, y ocupar los más altos cargos en cualquier empresa relacionada con la ingeniería.

También puede trabajar en puestos técnicos y directivos en cualquier departamento de empresas relacionadas con las obras públicas, la construcción y la extracción.

¿Qué formación necesitan?

Para ejercer como ingeniero geólogo es estrictamente necesario poseer el título de dicha licenciatura, que actualmente se imparte en las Universidades de Alicante, Barcelona, Politécnica de Catalunya y en las Politécnica y Complutense de Madrid. Se trata de una titulación de dos ciclos, con una duración de cuatro o cinco años totales, durante los cuales se combinan la formación científica propia de una ciencia natural como la geología con los fundamentos físicos, matemáticos, químicos y de materiales propios de la ingeniería. Así logran reunir las herramientas necesarias para analizar la composición y estructura de la corteza terrestre.

¿Qué cualidades debe reunir?

El perfil adecuado para un ingeniero geólogo es el de una persona aficionada a la naturaleza, a la biología y a la química; interesada en trabajar al aire libre y en las nuevas tecnologías; con disponibilidad para viajar, y que sea despierta, organizada, metódica, disciplinada y detallista.

¿Qué perspectivas laborales tienen?

En la actualidad, la ingeniería geológica es una de las profesiones con más salidas dentro de las ingenierías. Su campo de acción es muy amplio y se relaciona con la necesidad de prevenir los riesgos que se derivan de la transformación de los espacios naturales.

En las obras públicas, los ingenieros geólogos se centran, principalmente, en tareas de gestión y supervisión, desarrollando labores con competencias mixtas entre geología, minas y caminos. En estas áreas se ocupan de temas medioambientales, túneles, presas y, en general, de la obra pública vinculada al terreno. Esto implica, además, la previsión y mitigación de riesgos naturales como aludes, terremotos y deslizamientos.

Las perspectivas de encontrar trabajo son buenas y la situación mejora en el momento de auge de las obras públicas. En el sector de la construcción, los ingenieros geólogos comparten responsabilidad con otros profesionales, como ingenieros de caminos, canales y puertos o ingenieros técnicos en obras públicas. Por ello, es conveniente que los titulados se planteen diversificar su campo de acción en otros sectores, tales como la Administración pública, la docencia, el ejercicio particular en consultoras privadas y la asesoría de campo de la minería para empresas extractivas, mineras y metalúrgicas.

© Laboris

Schibsted Classified Media Spain
Laboris es una web de Schibsted | Laboris.net cumple con la ley orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de protección de datos de carácter personal
© 2017 Schibsted Classified Media Spain, S.L.