Ingeniero aeronáutico

Es el profesional que se ocupa de proyectar las terminales de los aeropuertos y estructuras aeroportuarias que sirven de base a la navegación aérea en cualquier país. Asimismo también se puede encargar del diseño, fabricación, mantenimiento, comprobación y puesta a punto de aviones, helicópteros, satélites, e incluso de misiles. En este sentido puede trabajar en empresas que construyen aviones, como Boeing o Airbus o en las diferentes compañías aéreas, en el diseño preliminar o el mantenimiento de aviones.

Otra de las funciones de estos profesionales es diseñar y controlar las correspondientes señalizaciones e instalaciones de las pistas de aterrizaje y despegue, torres de control y ayudas a la navegación aérea, como por ejemplo la creación de la tecnología GPS para que los aviones naveguen.

También hay un sector dedicado a ensayos de nuevos materiales, compra de aviones, helicópteros, etc.

¿Qué formación necesitan?

Dicen los que conocen los estudios de aeronáutica que son de los más complicados. Requieren de grandes dosis de perseverancia y de comprensión técnica que no todo el mundo posee, y menos sin muchas horas de dedicación.

Existen dos opciones. En primer lugar, la Ingeniería Técnica, con un programa de estudios de 3 años, que como su propio nombre indica se centra en aspectos más técnicos de ejecución de proyectos. Ésta cuenta con cinco especialidades: Aeronaves, Aeromotores, Aeronavegación, Aeropuertos y Materiales aeronáuticos.

También se puede estudiar Ingeniería Superior (5 años). La evidencia más clara de su dificultad es que esta última prácticamente nadie la termina en el plazo establecido y la media de años de estudio se alarga hasta los siete. Los primeros tres años de la Ingeniería Superior son meramente científicos, con muchas matemáticas y física, mientras que la carrera técnica se centra ya desde el principio en cuestiones más prácticas. Eso sí, en ambas titulaciones se ha de presentar un proyecto de fin de carrera.

Conocer el inglés y dominar la informática son otros aspectos clave para el profesional.

¿Qué perspectivas laborales tienen?

La principal ventaja de esta profesión es que su nivel de paro es casi nulo, por no decir totalmente. Como cada año salen pocos titulados de las pocas universidades que imparten las titulaciones (título superior oficial en Madrid, Barcelona y Sevilla), el mercado los absorbe rápido. El Colegio Oficial de Ingenieros Aeronáuticos de España cifra en unos 3.000 los profesionales existentes.

La diversificación de tareas les abre muchos campos: industria aeronáutica de construcción, de investigación y de mantenimiento, departamentos técnicos o comerciales en aeropuertos (que se amplían y crecen en España sin parar), empresas constructoras y consultorías. Un abanico tan amplio que no deja ingeniero aeronáutico sin trabajo.

Habitualmente, estos profesionales no suelen optar por conseguir una plaza en la administración pública, pues eso supone pasar unas duras oposiciones después que ya se ha estudiado muchos años, y el ámbito privado es su principal salida porque tiene oferta y porque paga unos sueldos muy elevados. El sueldo inicial es de unos 20.000 euros para un técnico y de 25.000 para un ingeniero superior, que con el tiempo van aumentando.

© Laboris

Schibsted Classified Media Spain
Laboris es una web de Schibsted | Laboris.net cumple con la ley orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de protección de datos de carácter personal
© 2017 Schibsted Classified Media Spain, S.L.