Analista

Los analistas dependen directamente del jefe de proyectos de un departamento informático y asumen la responsabilidad técnica. Su trabajo consiste en:

  • Estudiar los encargos de aplicaciones para Internet o de software nuevo.
  • Decidir cómo y con qué herramientas informáticas se han de hacer.
  • Dar instrucciones a los programadores para que creen la aplicación.


  • A los profesionales del sector les gusta comparar los departamentos de informática con la construcción de una casa; el jefe de proyecto desempeña el papel de arquitecto; el programador, el de albañil, y el analista, el de aparejador.

    ¿Qué formación necesitan?

    Las empresas quieren profesionales de la informática, pero la titulación universitaria no resulta imprescindible. Es más; el consejero delegado y jefe de proyecto de la empresa de teleformación 9icta, Josep Macia, asegura que las personas que han estudiado un módulo de Formación Profesional se adaptan mejor al trabajo. El CV del buen analista ha de tener:

  • Experiencia: lo mínimo son cuatro años trabajando como programador y analista programador, pero como apenas existen profesionales que lleven tanto tiempo en Internet, algunos jóvenes se convierten en analistas con tan sólo dos años de experiencia. El sector multimedia supone también una puerta abierta a los analistas de otros campos informáticos que quieren reorientar su carrera.
  • Conocimiento de análisis de aplicaciones y de los lenguajes de programación. Se suele pedir Java, Javascript, HTML, SQL y ASP, además de formación en diseño y análisis de software. En los cursos superiores de ingeniería informática se imparten algunas asignaturas sobre estos campos, pero lo más recomendable es recurrir a los cursos de formación continua.
  • Inglés. Se debe tener un nivel suficiente para leer los manuales técnicos de los nuevos lenguajes de programación.

    ¿Qué cualidades deben reunir?

    Los expertos en recursos humanos insisten en que la formación no lo es todo: una persona tiene que tener pasta de analista. Hace falta:

  • Capacidad de comunicación para entender bien lo que el cliente está pidiendo.
  • Capacidad de análisis para estudiar las diversas soluciones a un problema y elegir la mejor.
  • Capacidad de liderazgo para coordinar al equipo de programadores.
  • Capacidad de adaptación a las nuevas tecnologías
  • Sentido de la responsabilidad para hacerse cargo de los posibles errores en una aplicación.
  • Multifuncionalidad para asumir, si es necesario, tareas propias del programador o del jefe de proyecto.

    ¿Qué perspectivas laborales tienen?

    Un analista con experiencia es uno de los perfiles profesionales más buscados actualmente. Los sueldos se sitúan, como mínimo, en los 30.000 euros anuales, aunque todo depende de la preparación y del talento personal.

    Al atractivo económico hay que sumar las posibilidades de ascenso. A veces, es probable que los analistas acaben convertidos en jefes de proyecto.

    © Laboris

  • Schibsted Classified Media Spain
    Laboris es una web de Schibsted | Laboris.net cumple con la ley orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de protección de datos de carácter personal
    © 2017 Schibsted Classified Media Spain, S.L.