Agente de desarrollo turístico

Es el profesional encargado de investigar los recursos y posibilidades turísticas de una determinada zona geográfica (población, región, etc.) con la finalidad de proceder a la elaboración y comercialización de planes de desarrollo en función de la posible demanda. Así, el agente de desarrollo turístico deberá identificar cuáles son las potencialidades de un territorio para poder de este modo elaborar acciones de promoción y divulgación del turismo y el patrimonio, además de realizar la planificación y el desarrollo de los proyectos en materia turística que se estimen más convenientes en función de las posibilidades de la zona geográfica (rural o urbana) y de los recursos con los que cuente para incrementar su atractivo y su oferta de ocio.

La valoración del impacto de una determinada actividad es una de las tareas principales de este profesional, encargado de velar por las normas medioambientales y legales al tiempo que diseña los recursos materiales y humanos necesarios. Por ello, decidirá qué tipo de atractivo turístico se potencia y cómo se hace, pues no es lo mismo el turismo cultural que el rural o el de ocio, ni tampoco las actividades relacionadas. Además, analizará los proyectos de creación de empresas turísticas que respalden esa planificación y la potenciación de las estructuras vigentes.

¿Qué formación necesitan?

Un curso de formación ocupacional de Agente de Desarrollo Turístico, que consta de 550 horas, se imparte en la actualidad. Sus principales contenidos son la planificación turística y la ordenación territorial, la catalogación y comercialización de productos turísticos (incluido el marketing) y la creación de empresas, además de la legislación vigente. Otros estudios que capacitan para ejercer esta labor son los de formación profesional de Técnico en Empresas y Actividades Turísticas o Técnico Superior en Información y Comercialización, pero sobre todo la diplomatura universitaria de Turismo.

Para profundizar en el campo del desarrollo y la planificación de productos y recursos turísticos, los titulados superiores también pueden realizar algún postgrado o master específico, que ofrecen algunas universidades españolas.

¿Qué perspectivas laborales tienen?

Esta es una profesión eminentemente ligada a las administraciones públicas, en especial la local, aunque no siempre se trabaja dentro de ellas. La necesidad de potenciar el turismo y el patrimonio como fuente de desarrollo e ingresos mueve a muchas zonas geográficas y municipios a elaborar planes de desarrollo en este sector, por lo que en los departamentos de turismo o patrimonio de estos organismos públicos es donde se requiere a estos profesionales como técnicos o directores de proyectos. También en instituciones dinamizadoras del sector, como patronatos de turismo.

Otra posible salida laboral para estos profesionales es trabajar como técnico en una consultora especializada que se encargue de asesorar a las instituciones públicas que no cuentan con el personal específico y necesitan estudios, contactos y desarrollo o evaluación de proyectos. Incluso esta última opción permite emprender un negocio convirtiéndose en autónomo al crear una consultora propia, en lugar de ser asalariado para la administración u otra empresa privada, lo que también abre la puerta a trabajar en más de un proyecto y más de una zona geográfica, algo importante si se tiene en cuenta la expansión del turismo.

© Laboris

Schibsted Classified Media Spain
Laboris es una web de Schibsted | Laboris.net cumple con la ley orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de protección de datos de carácter personal
© 2017 Schibsted Classified Media Spain, S.L.