Microcréditos: dinero sin avales para abrir un negocio

La existencia de los microcréditos es bastante reciente. Nacieron hace trece años en Bangladesh por iniciativa de Muhammad Yunus, fundador del Grameen Bank, quien frente a una catástrofe natural ocurrida en su país tuvo la idea de conceder pequeños créditos a las personas que se quedaron sin techo.

Esta ayuda les permitió salir adelante y el éxito de la iniciativa contribuyó a que propuestas similares se extendieran por los países pobres. Pero hoy ya no son exclusiva del tercer mundo sino que en occidente también se utilizan, principalmente, para apoyar a los emprendedores con pocos recursos.

La fórmula consiste en conceder pequeñas cantidades de dinero a personas que tienen una idea de negocio viable pero no pueden solicitar un crédito a una entidad financiera porque no disponen de avales.

Esos emprendedores pueden dirigirse a las fundaciones, asociaciones, ONG�s, etc. que colaboran con programas de microcréditos para que estudien su propuesta. Esas instituciones colaboradoras analizan el plan de empresa y si lo consideran viable lo derivan a los bancos y cajas que participan en el programa, que en última instancia determinan la viabilidad del proyecto y deciden si otorgan o no la financiación.

Ayudas a emprendedoras

Una de las entidades pioneras en introducir los microcréditos en España ha sido la FIDEM, Fundación Internacional de la Mujer Emprendedora (www.fidem.net).

Su presidenta, Anna Mercadé, explica que en 1994 empezó a investigar cómo los utilizaba el Banco Mundial en Sudamérica y cómo había nacido la idea en Bangladesh, «entonces pensé en traerla a Occidente porque aquí también tenemos un tercer mundo».

En 1999 la FIDEM creó el primer microcrédito con la Generalitat de Cataluña y el Instituto Catalán de Finanzas, en el 2000 inició otro con la Generalitat y «la Caixa» y en el 2001 le propuso la idea al Instituto de la Mujer, DGPYME (Dirección General de Política de la Pequeña y Mediana Empresa) y de nuevo a «la Caixa».

Esta tercera iniciativa de 2001 dio como resultado la creación del Programa de Microcréditos para Emprendedoras y Empresarias, una de las iniciativas del sector más consolidadas en nuestro país.

El proyecto cuenta hoy con varias entidades colaboradoras -Fundación «la Caixa», y las organizaciones empresariales para mujeres OMEGA, FEMENP, UATAE y WWB-. El programa se dirige exclusivamente a mujeres que inicien su actividad o la hayan iniciado en un período inferior a un año.

Para acceder a un microcrédito pueden dirigirse a cualquiera de las organizaciones que participan en la iniciativa. El importe máximo para los negocios validados es de 15.000 euros y se financia hasta el 95% del coste total del proyecto. El plazo de amortización es de cinco años más seis meses de carencia optativos, el tipo de interés es del 5% fijo durante toda la operación, la comisión de apertura, del 0,50% y la de estudio, del 0,25%.
«A finales de este año habremos financiado unos 500 proyectos y cada uno genera entre 1 y 3 empleos», asegura Ana Mercadé.

Microcréditos del ICO

El ICO, Instituto de Crédito Oficial (www.ico.es) es otra de las organizaciones que facilita la financiación para la puesta en marcha de pequeños negocios a aquellas personas o microempresas que por carecer de garantías no tienen acceso a los canales habituales de financiación.

En septiembre de 2002 puso en marcha una línea de microcréditos dirigida tanto a hombres como a mujeres que, según expresa Ramón Iribarren, director adjunto a presidencia del ICO «puede decirse que está a la vanguardia de las iniciativas europeas en el terreno financiero social».

Iribarren asegura que la experiencia es positiva ya que «en su primer año de funcionamiento se han financiado más de 800 proyectos que han supuesto la creación de 928 puestos de trabajo». La mayoría los han creado mujeres (426 empleos), seguidas de inmigrantes (183), parados (174), emprendedores (61), personas jurídicas (79) y discapacitados y otros colectivos (5).

Actualmente hay 33 entidades financieras adheridas a la Línea de Microcréditos y 34 instituciones de asistencia social que colaboran en la tramitación. El importe máximo del préstamo o leasing es de 25.000 euros y se financia hasta el 95% del coste total del proyecto. El plazo de amortización es de tres o cinco años, el tipo de interés es del 5�5% fijo anual y no se cobran ni comisión de apertura ni de estudio ni de disponibilidad.

Fundación Un Sól Món

En el año 2000 Caixa Catalunya puso en marcha a través de su Obra Social la Fundación Un Sol Món (www.unsolmon.org), que también apostó por los microcréditos, primero en Cataluña y más tarde también en otras zonas de España.

La entidad ofrece microcréditos a emprendedores y apoyo financiero a empresas de inserción laboral. Entre ambas líneas, según datos de marzo de 2003, se habían aprobado 205 microcréditos y creado 550 puestos de trabajo.

El tipo de interés es del 6% fijo anual, la cantidad del crédito depende de la capacidad de retorno del dinero que tenga la persona, pero la media es de 7.900 euros, y el plazo de devolución del dinero es de tres años, salvo excepciones en las que se puede llegar a cinco.

© Laboris

Schibsted Classified Media Spain
Laboris es una web de Schibsted | Laboris.net cumple con la ley orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de protección de datos de carácter personal
© 2014 Schibsted Classified Media Spain, S.L.