Llegó la hora de hacer realidad tu sueño

Tener una empresa es ser más responsable, luchar por lo que tienes y defender tus intereses. Pero detrás de eso, hay mucho más: todo un trabajo de análisis y definición de un proyecto que lleva aparejado un gran esfuerzo. Por eso, un cable nunca viene mal. Y éste es precisamente el objetivo de ‘IniciaNegocios’, un evento que el presidente del Comité Organizador, Ignacio Arilla, define como «una plataforma de iniciativas y recursos para ayudar a los emprendedores, trabajadores autónomos y pymes en el desarrollo de su proyecto empresarial justo en el momento en que más lo necesitan». Toma nota, este Salón de las Iniciativas de Negocios, que alcanza su tercera edición, se celebró en Ifema entre el 23 y el 25 de abril.

Asesoramiento mercantil, laboral y fiscal, localización e implantación física, equipamientos con sistemas y tecnologías útiles para cada tipo de negocio, financiación... Son muchos las dudas que a través de ‘IniciaNegocios’ se pueden resolver. Todo ello con unos objetivos concretos. Como señala Arilla, uno de ellos es «colaborar, mediante nuestras informaciones, al mejor desarrollo, crecimiento y éxito para la creación de nuevas empresas dentro del territorio español». Pero hay más: esta feria pretende exportarse a otras regiones, a la vez espera «fortalecer la red de contactos entre nuestros expositores partners y nuestros visitantes». Sin olvidar que este salón constituye una plataforma de información para empresas, pymes y emprendedores.

Nada en el tintero

Durante los tres días en que se desarrolló la feria, se esperaba conseguir la visita de más de 20.000 personas. Todas ellas pudieron visitar cada una de las 12 áreas monográficas de las que se componía ‘IniciaNegocios’, todas de gran utilidad para hacer realidad el sueño de los emprendedores sin que nada se les escape. Así, al área de ‘Formación Empresarial’, en la que se ofrecen las opciones didácticas más importantes para el futuro empresario, se une la de ‘Marketing’, la de ‘Implantación y Equipamientos’ o la de las ‘Tecnologías de la Información’ y las ‘Comunicaciones’.

Pero de nada sirve la intención si no se obtiene financiación. Por eso, ese salón dedica una de sus áreas a este aspecto, como también lo hace con otros de vital importancia en la creación de empresas: ‘Asesoramiento y Gestión’ y ‘Suministros y Servicios’. Además, esta feria aborda formas de emprender específicas o para colectivos concretos. Es el caso del área ‘Emprende Franquicias, ‘Mujer Emprendedor’, ‘Medio Ambiente y Calidad’, ‘Emprender en las Autonomías’ y ‘Opciones Exteriores’.

A todo ello, ‘IniciaNegocios’ suma una gran variedad de ponencias y coloquios, destacando en esta edición el Panel del Emprendedor, donde además de conferencias había talleres prácticos, y Nuevas Tecnologías, tema en el que se centrarán muchos actos.

Algo más que estar informado

El emprendedor de los últimos años responde a un perfil cada vez más formado, capaz de poner en marcha ideas de mayor calidad.

¿Piensas que para crear un negocio hace falta una carrera universitaria y un postgrado? No necesariamente. «La clave de una empresa es la persona», advierte el director del ‘Proyecto GEM’, Ignacio de la Vega. Es decir, esa formación puede suplirse con un conocimiento del mercado. De hecho, este experto señala que «los emprendedores de éxito pueden tener cualquier perfil».

No obstante, es importante tener una base formativa. Y muestra de ello es que, según el presidente del Comité Organizador de ‘Inicia-Negocios’, Ignacio Arilla, «la mayor parte de los hombres de negocios tiene un alto grado de formación: un tercio ha finalizado estudios universitarios y otro ha cursado estudios de postgrado o un doctorado».

En opinión de José Manuel Peláez, de CREARA, organismo orientado a fomentar la creación, lanzamiento y consolidación de empresas, «lo bueno es que haya un equipo de personas donde se complementen unos a otros». Ahora bien, ese equipo debe reunir ciertas características, que Peláez resume en «capacidad de liderazgo, ilusión, motivación, ganas y perseverancia. Cuestiones de marketing o de finanzas, negociación o legales se van aprendiendo». En definitiva, para este experto, «las necesidades del emprendedor están más a nivel de actitudes que de conocimiento».

No sólo es cosa de hombres

La proporción de mujeres que ponen en marcha proyectos de negocio ha aumentado de forma considerable en los últimos años.

Emprender no es sólo cosa de hombres: cada vez son más las féminas que se apuntan a tener su propio negocio. Y muestra de ello es que «las mujeres han supuesto el 47,3 por ciento de las altas durante 2007», subraya la coordinadora del Área de la Mujer de la Federación de Trabajadores Autónomos (ATA), Candelaria Carrera. A estos datos, Ignacio Arilla, presidente del Comité Organizador de ‘IniciaNegocios’, suma que «el ratio hombre/mujer se sitúa en el 0,58 por ciento, colocando a España en la novena mejor posición de los países de la OCDE, por encima de países tradicionalmente igualitarios, como Dinamarca y Holanda».

¿Cómo es la mujer que da el paso a la autonomía empresarial? «Cada vez más formada y mejor preparada que las generación anteriores», aclara Carrera. Cuentan con unos conocimientos relacionados con la constitución de la empresa que hacen, incluso, que sus negocios sobrevivan más que las creadas por hombres, y muestra de ello es que en el cuarto año de vida del negocio mueren más los originados por ellos que por ellas.

Carrera de obstáculos

La mejor formación de las féminas no evita que se encuentren con algunos obstáculos en su carrera hacia el negocio propio, sobre todo en cuanto a financiación y «también en temas relacionados con la conciliación de la vida laboral y familiar», añade la coordinadora del Área de la Mujer de la ATA.

Las mujeres no constituyen el único colectivo que cuenta con obstáculos añadidos a la hora de emprender. También los inmigrantes encuentran trabas. En este caso, Arilla sostiene que «el desconocimiento de las ayudas existentes, las diferencias culturales o el idioma pueden entorpecer en cierta medida la puesta en marcha de un negocio». Todo ello a pesar de que «los inmigrantes son, proporcionalmente, más emprendedores que los españoles. Además, emprenden siendo más jóvenes que los españoles y en sus colectivos hay una mayor presencia femenina», concluye este experto.

Algunos consejos

El presidente del Comité Organizador de ‘IniciaNegocios’, Ignacio Arilla, expone algunas de las claves para hacer de una idea una empresa viable.

Los emprendedores deben ser conscientes de que precisando su proyecto aumentan sus posibilidades de éxito. Y para conseguirlo, el presidente del Comité Organizador de ‘IniciaNegocios’ ofrece una serie de consejos:

  • El emprendedor «debe tener muy definida su idea y contar con un buen asesoramiento».
  • «La experiencia es una garantía para el emprendedor», subraya Arilla. Ahora bien, no sólo experiencia en cuanto a creación de empresas, sino en el mundo laboral. «Con toda seguridad, el emprendedor habrá pasado por varias empresas y habrá adquirido un importante rodaje», sostiene.
  • Sentido de la autocrítica.
  • Olfato de negocio. «Es decir, saber vislumbrar dónde hay una oportunidad».
  • Dotes de comunicación. «Hay que tener habilidad negociadora, demostrar aptitudes para el marketing, el trabajo en equipo, el dominio de la tecnología de los recursos humanos».
  • «Saber idiomas siempre constituye una ventaja preciosa».
  • Creatividad y habilidad para innovar. Son dos aptitudes clave para superar situaciones críticas.
  • Capacidad de liderazgo. Es necesario que el emprendedor «sepa ganarse la confianza y la lealtad de las personas que le rodean y gozar de una visión organizativa. Será de gran ayuda tener habilidad para crear redes sociales», añade.
  • Confianza en uno mismo.

© Laboris

Schibsted Classified Media Spain
Laboris es una web de Schibsted | Laboris.net cumple con la ley orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de protección de datos de carácter personal
© 2017 Schibsted Classified Media Spain, S.L.