Ideas para profesionales liberales que deseen trabajar por su cuenta

Destacado
Cómo trabajar por tu cuenta
si eres...

Diseñador gráfico
Diseñador de interiores
Abogado
Periodista
Ingeniero industrial
Arquitecto
Cada profesión es diferente y a la hora de trabajar como autónomo o free-lance hay que conocer sus peculiaridades. Aún así, antes de entrar en detalle una a una, será interesante tener en cuenta algunas recomendaciones generales.

1. Elegir adecuadamente la formación. En profesiones, como por ejemplo abogado, ingeniero o arquitecto, es evidente que se requieren estudios universitarios, pero en otras como diseñador gráfico o de interiores no está tan claro. Hay que asesorarse bien porque un curso de unas pocas horas no es suficiente.

2. Adquirir experiencia. La universidad prepara técnicamente, pero antes de trabajar por cuenta propia conviene hacerlo por cuenta de otro. En algunas profesiones serán suficientes un par de años o menos, en otras hacen falta hasta cinco, a ser posible en diferentes empresas de España y el extranjero.

3. Buscar socios o compartir el despacho profesional. Así se reparte el riesgo, la inversión en tecnología y los gastos del local. Lo ideal es un equipo de dos o tres personas de disciplinas complementarias, por ejemplo, un arquitecto con un diseñador de interiores o un ilustrador con un diseñador gráfico. Juntos podrán compartir proyectos y clientes.

4. Constituir la empresa. No es lo más difícil, a veces basta con darse de alta como autónomo y empezar a trabajar. En todas las comunidades hay programas de apoyo a la creación de empresas que orientan gratuitamente sobre los trámites a seguir y el acceso a créditos blandos.

5. Dotarse de una mínima infraestructura. Cada profesión es diferente, aunque en general la inversión en tecnología, impuestos, local, mobiliario y material de oficina rondará los seis mil euros durante el primer año (un millón de pesetas).

Conseguir clientes

Todo lo anterior es imprescindible, pero no servirá de nada si no conseguimos clientes. Lo primero para llegar a ellos es conocerlos. Hay que estudiar el mercado y averiguar qué están dispuestos a comprar, cuál es nuestra competencia y cómo podemos diferenciarnos de ella para hacernos un hueco en el sector.

No hace falta un estudio de mercado exhaustivo, pero sí una buena aproximación para tomar decisiones como: el tipo de servicios que vamos a ofrecer, a qué sector de clientes nos vamos a dirigir y dónde vamos a ubicar nuestro negocio para darles el mejor servicio. Pero, ¿cómo hacer clientes? Podemos:

  • Realizar mailings. En las cámaras de comercio se pueden conseguir a buen precio listados de empresas clasificadas por sectores y actividades. Otras fuentes son las páginas amarillas, Internet y las guías de los expositores que asisten a ferias y congresos. Deberemos enviarles un folleto o catálogo atractivo con nuestros servicios y realizar luego un seguimiento telefónico.
  • Acudir a nuestro colegio, gremio o asociación profesional. Muchas empresas y particulares se dirigen a ellos para encargarles trabajos. También es buena idea darse a conocer en los que estén relacionados con nuestra especialidad para ver si algún asociado necesita un colaborador, e incluso impartir algún seminario o hacer presentaciones de nuestros servicios.
  • Activar la red de contactos personales. Nunca está de más entregar a familiares, amigos y conocidos nuestra tarjeta y un folleto con los servicios que ofrecemos. Así se acordarán de nosotros cuando alguien de su entorno busque un profesional liberal.
  • Acudir a los ayuntamientos. Si nos hemos instalado en un pueblo deberemos dirigirnos al consistorio y facilitar nuestros datos profesionales. Es habitual que los empresarios y ciudadanos de las localidades pequeñas se dirijan al ayuntamiento para pedir listados de servicios, incluidos los que ofrecen los profesionales liberales de la zona.
  • Presentarnos a concursos públicos. Son una buena opción para profesiones como la de arquitecto.
  • Poner anuncios. Con poco dinero se puede hacer publicidad en medios locales, revistas especializadas del sector donde trabajamos, Internet y las páginas amarillas.
Todas estas estrategias son válidas para la mayoría de profesionales liberales aunque algunos, como los abogados, sólo utilizan algunas de ellas.

© Laboris

Schibsted Classified Media Spain
Laboris es una web de Schibsted | Laboris.net cumple con la ley orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de protección de datos de carácter personal
© 2017 Schibsted Classified Media Spain, S.L.