Especializarse en la construcción

La formación dentro del área de la construcción muchas veces es, más que un plus, una necesidad. La Fundación Laboral de la Construcción tiene, como uno de sus objetivos fundamentales, precisamente, el fomento de la formación profesional, labor en la que está inmersa desde su puesta en marcha, en el año 1992.

Durante el pasado año, la entidad formó a casi 68.000 trabajadores en formación continua, ocupacional y reglada y, en lo que llevamos de 2008, unos 11.000 profesionales han pasado por las aulas de la Fundación. Dentro del área de la formación continua, los cursos fueron seguidos por 65.009 personas, 57.984 de las cuales lo hicieron mediante el plan formativo ejecutado a través del convenio suscrito con el Servicio Público de Empleo Estatal (Inem) y la Fundación Tripartita para la Formación en el Empleo (FTFE).

Gestión, oficios y prevención son las tres grandes áreas en las que se reparten los programas ofertados desde la Fundación, con una mayor presencia de alumnos en la de oficios (el 58,9 por ciento del total de los inscritos). Aquí, sin duda, la propuesta con más demandantes ha sido el curso ‘Operador de grúa torre’. ¿Qué otras propuestas pueden realizarse? Cálculo básico, croquización e interpretación de planos, acabados de obra, albañilería, cubiertas, diseño, encargado de obra, mantenimiento, maquinaria, restauración y rehabilitación o topografía.

Por delante de esta acción formativa, los dos cursos con más demanda fueron el de ‘Formación inicial en prevención de riesgos laborales’ o el ‘Aula permanente de prevención’ y el curso de ‘Nivel básico de prevención de riesgos laborales’.

Español y de edad media

El perfil del trabajador que realiza un curso en la Fundación Laboral de la Construcción es el de un hombre, de entre 26 y 35 años y español. Ellos copan los cursos de esta entidad, aunque cada vez se hace mayor la presencia femenina que se situó en el 12 por ciento del total durante 2007 (un punto más que el año previo). Según el director general de la Fundación, Enrique Corral Álvarez, «el porcentaje de mujeres de nuestros cursos duplica el de la presencia femenina en el sector de la construcción, lo que significa que ellas tienen mucho interés por formarse, aunque también hay que subrayar que, sobre todo, se deciden por la formación en gestión, que no por los oficios propios del sector».

Quienes también van abriéndose paso entre los alumnos de la Fundación son los inmigrantes que el año pasado ocuparon el 11,4 por ciento de las plazas, cifra notablemente superior al 9,3 por ciento de 2006. Ellos optaron, con diferencia, por los oficios, tras lo cual se inclinaron por la seguridad y la gestión.

Si nos centramos un poco más en la edad del participante, tras la franja de los 26 a los 35 años, que concentra al 46,3 por ciento de los alumnos, el grupo siguiente es el de los 36 a los 45 años (con el 30,5 por ciento), tras el que encontramos al de los profesionales de entre 46 y 55 años (que concentra el 11,7 por ciento de los alumnos).

Diferentes programas

Los programas formativos en los que participa la Fundación son diversos y tiene como destinatarios a un público diferente. Así, los de formación ocupacional se destinan a los trabajadores desempleados, con la finalidad de favorecer su inserción laboral en este sector, gracias a unos cursos muy prácticos. La formación continua está destinada a los empleados en activo, a quienes oferta formación de reciclaje, además de la mejora y especializaciónen sus competencias profesionales.

Los Programas de Garantía Social forman parte de la formación profesional inicial y se dirigen a jóvenes de entre 16 y 21 años que no hayan alcanzado los objetivos de la ESO o no cuenten con ninguna titulación de FP.

También se imparten programas formativos dirigidos a colectivos desfavorecidos, es decir, se trata de proyectos de formación, alfabetización, orientación y mediación que tienen como objetivo la integración social y laboral.

La última modalidad es la de las escuelas taller y los talleres de empleo.

Para facilitar todo lo posible la realización de sus cursos, en la Fundación apuestan por la formación a distancia y la on line. De este modo, el alumno puede adaptar su tiempo libre al estudio. El Campus Fundación ha sido creado, además, para que los seguidores de estos cursos cuenten con un sitio virtual donde formarse e informarse.

Una firme apuesta por la seguridad y la profesionalización

La Fundación Laboral de la Construcción no sólo se encarga de la formación de los trabajadores de la construcción sino que trata de conseguir la mejora de la seguridad y la salud en el trabajo, además de la profesionalización y dignificación del empleo dentro de este sector.

Una de las medidas que lleva a cabo, en este último campo, es la expedición de la Tarjeta Profesional de la Construcción (TPC), que prevén que esté implantada totalmente el 31 de diciembre de 2011, lo que requerirá un incremento de los esfuerzos, según afirmaba hace unos días uno de los vicepresidentes de la entidad, Fernando Serrano.

En un reciente encuentro del Patronato de la Fundación, durante el que se aprobaron las cuentas para el ejercicio 2007, el director general de la misma, Enrique Corral, señaló el hecho de que, durante los últimos cinco años, el número de alumnos de esta institución ha crecido un 121 por ciento. «El balance es positivo, aunque siempre se puede hacer más, sobre todo dada la situación por la que atraviesa el sector y las necesidades formativas de los trabajadores de la construcción».

Más información:
Fundación Laboral de la Construcción
Tel.: 902 112 121

© Laboris

Schibsted Classified Media Spain
Laboris es una web de Schibsted | Laboris.net cumple con la ley orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de protección de datos de carácter personal
© 2017 Schibsted Classified Media Spain, S.L.