Con el examen ‘encima’

Se puede estudiar mucho y fastidiarla al final. Y es que la buena memoria no es lo único que se necesita para aprobar una oposición. Organizarse, relajarse y descansar los días previos al examen es primordial para que todo salga tal y como queremos, o sea, perfecto.

¿Quieres saber qué debes y qué no debes hacer a unas horas de la gran prueba? Pues apunta los consejos que da el Centro de Estudios Financieros (CEF) en su ‘Decálogo de pautas para afrontar los exámenes de las oposiciones’. Según Ángela de las Heras y Jesús Martínez, Jefes de Estudios del Área de Oposiciones, «allí damos una pautas sencillas para que puedan afrontar, de la mejor manera posible, estos exámenes tan duros. Con estos consejos se trata de evitar que el duro trabajo que estos opositores han venido realizando, a veces a lo largo de varios años, pueda estropearse en el último instante».

Toma buena nota de lo que dice el decálogo:

  1. Motivación: Para aprobar una oposición es imprescindible mantener un elevado nivel motivacional y una actitud positiva.
  2. Descanso: Es recomendable llegar al examen lo más descansado posible. Dormir aproximadamente ocho horas antes del examen facilita afrontar en mejores condiciones las pruebas.
  3. Naturalidad: Hay que educar la mente para que el día del examen sea interpretado como un día más de nuestra vida, especial, pero un día más. Si afrontamos el examen con naturalidad, todo será más fácil.
  4. Relajación: Es importante controlar el estado de ansiedad los instantes previos del examen.
  5. Concentración: Desde el primer momento el opositor debe estar concentrado, debe evitar en los momentos previos al examen y durante la prueba posibles perturbaciones.
  6. Repasos finales: Acude a las pruebas que te planteen los preparadores antes del examen
  7. Calidad sobre cantidad: La organización y el método producen más y mejores resultados que la improvisación. Las personas queaprueban una oposición no siempre son los que más han estudiado, sino los que mejor lo han hecho.
  8. Conoce el lugar: Ayuda conocer el lugar dónde te vas a examinar. Debes llegar, aproximadamente, 30 minutos antes de la hora convocada.
  9. Documentación: Debes dejar preparado de víspera y en un lugar que sepas que no se te va a olvidar, el DNI, el resguardo de la instancia y aquellos útiles que te sean necesarios para el examen.
  10. Examen: Si al entregarte el examen, te sientes excesivamente nervioso, es preferible que dediques cinco minutos a hacer pequeños ejercicios de respiración y concentración y luego afrontar el examen a iniciar el examen en ese estado, pues ganarás tiempo.

El secreto del éxito: planificación, constancia y disciplina

El Centro de Estudios Financieros nos revela las ‘reglas de oro’ del perfecto opositor, en las que el tiempo y una buena organización ocupan un papel fundamental.

¿Sabes qué pasos has de seguir antes de presentarte a una oposición? Todo es cuestión de «sabe aprovechar al máximo tus propias posibilidades y características, organizando el trabajo, modificando y mejorando las técnicas y hábitos de estudio y, también, aprovechando todo el apoyo que ofrecen los preparadores», subrayan desde el Centro de Estudios Financieros (CEF). En definitiva, «el éxito del opositor residen en la planificación, la dosificación y la constancia».

Pero vayamos por partes. Esta institución aconseja cumplir unos pasos que constituyen «las reglas de oro» del opositor. Así, además de informarse y resolver todas las dudas para estar preparado, el CEF recomienda tener muy en cuenta factores relacionados con el tiempo. Uno de ellos es marcarse un plazo, ya que «no se puede opositar eternamente». Es decir, ponte una fecha límite para aprobar, un «tope razonable de tiempo». Y si de marcar se trata, también conviene hacerlo a la hora de tener unos objetivos. «Para evitar caer en la desmoralización, el opositor debe marcarse objetivos alcanzables en un corto plazo para que se puedan ver los resultados desde un comienzo», añaden desde el Centro de Estudios Financieros.

Y nada más relacionado con el tiempo que la dedicación al estudio. En este sentido, el CEF advierte que el tiempo de estudio «depende de la oposición que se esté preparando. Pero, por norma general, cuanto más, mejor». Ahora bien, ¿cuándo estudiar, por la mañana o por la noche? «Depende del denominado ‘reloj biológico’ de cana uno». Por lo que el centro clasifica a los estudiantes en dos tipos: los ‘alondras’, que son «aquéllos que prefieren madrugar para comenzar a estudiar muy de mañana porque se concentran mejor», y los ‘búhos’, los que «prefieren estudiar por la noche, cuando la ausencia de ruidos y distracciones les permite aprovechar mejor el tiempo».

Pertenezcas a un tipo o a otro, lo cierto es que en ambos casos debes tener caro que lo importante es crear rutinas de estudio. Es decir, «estudiar siempre a la misma hora, como sucedería con un horario de trabajo cualquiera».

Organízate

No obstante, crear rutinas y planificar un horario no significa que cuanto más se estudia más se rinde. En el CEF aconsejan, sobre todo, organización y planificación. Y es que «ser organizado es la mejor virtud del opositor, y planificar su preparación, la mejor estrategia de éxito».

Por esa organización pasa contar con una estrategia; o sea, diseñar un programa de trabajo y cumplirlo. Eso sí, «la planificación debe ser realista, flexible, revisable, personalizada y equilibrada». Y para sacar el mayor partido a ese programa, nada mejor que seguir unas técnicas de estudio y, sobre todo, tener en cuenta que la calidad debe primar sobre la cantidad. «Se trata de estudiar mejor, no de estudiar más», recuerdan desde el CEF.

© Laboris

Schibsted Classified Media Spain
Laboris es una web de Schibsted | Laboris.net cumple con la ley orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de protección de datos de carácter personal
© 2017 Schibsted Classified Media Spain, S.L.