Cuando te empleas dentro y fuera de casa

Los últimos años han sido testigos de la progresiva introducción de la mujer al mercado de trabajo. La vida profesional ha ido, por tanto, dando la bienvenida cada vez a más féminas. Sin embargo, este progreso cuenta con un freno difícil de erradicar. Y es que combinar esta vida profesional con la personal resulta difícil para muchas empleadas. Porque, no nos engañemos, la mujer sigue siendo la que se ocupa de las tareas domésticas.

En concreto, según datos de la Oficina de Derechos Humanos del Consejo de Europa, ellas se ocupan del 83 por ciento del trabajo en el hogar, una situación que el director de este organismo, Alfonso de Salas, califica de «injusticia». En su opinión, para facilitar la incorporación de la mujer al mercado de trabajo, hay que poner en marcha medidas de concienciación. Por eso, «desde el Consejo de Europa se está trabajando actualmente en la concienciación de la gente.

Para que la mujer se incorpore realmente al trabajo tiene que haber un reparto de la carga en el hogar, al margen de que luego el Estado pueda contribuir». Y para ello también es necesario «aplicar estrictamente» las leyes de igualdad.

Motivo de consulta

Lo cierto es que, al margen de estos datos, las féminas son las más afectadas por esta situación. Y muestra de ello es que la conciliación de la vida laboral y personal es una de las principales preocupaciones de este colectivo a la hora de entrar en el mercado de trabajo. Al menos, es lo que se puede extraer de “Artemisa”, el proyecto de asesoramiento jurídico en materia de igualdad de UGT que revela que más de la mitad de las consultas registradas en 2007 (52,18 por ciento) estuvo relacionada con este asunto.

¿Qué aspectos son los que más preocupan a las féminas? Sobre todo, la reducción de la jornada laboral para el cuidado de familiares, cuestión planteada por el 20,98 por ciento. Aunque el permiso de lactancia, con el 14,93 por ciento, también ocupó gran parte de las consultas. De hecho, el número registrado en 2007 duplicó al del año anterior. ¿La razón? Seguramente por la mejora que supuso la entrada en vigor de la Ley de Igualdad, que permite la posibilidad de disfrutar de este permiso de forma acumulada, concentrándolo en jornadas laborales completas.

Otro motivo de consulta fue el de las excedencias por el cuidado de familiares, con el 8,22 por ciento del total. Respecto a este tema, cabe mencionar que 34.816 trabajadores pidieron una excedencia durante el pasado año para cuidar a sus hijos. Y de esta cantidad, el 95,7 por ciento (es decir, 33.335) era mujer. Por lo tanto, casi nueve de cada diez excedencias por razones familiares están relacionadas con la crianza de los pequeños. Esto supone un aumento que puede venir motivado por la incorporación de mujeres a mejores empleos, la maternidad tardía o las mejoras de la Ley de Igualdad.

Sin embargo, aún queda mucho por hacer: más de un 30 por ciento de los trabajadores considera que la mujer debe trabajar menos que los varones para, así, hacerse cargo de los hijos. Pero a esta falta de conciencia social se une la falta de ayudas. De hecho, la mayoría de los que se plantean solicitar una excedencia para el cuidado de los más pequeños aluden a este aspecto como principal obstáculo.

Cosa de todos

La conciliación es un tema que, por lo general, suele asociarse a la mujer trabajadora, pero ¿y los hombres? Desde sindicatos y organizaciones de mujeres trabajadoras se hace hincapié en este aspecto. Debe ser un tema en el que se sientan implicados ambos sexos. «Me niego a que sea una forma nueva de organización del trabajo pero sólo para mujeres», denuncia Josefa Solá, perteneciente a la Secretaría Confederal de Coordinación de Negociación Colectiva de UGT», haciendo referencia al teletrabajo como solución a los problemas de conciliación.

Por su parte, la técnico del área de empleo de la Federación de Mujeres Progresistas, Rosa Durango, considera que «en principio, lo valoramos positivamente, pero no puede significar que la mujer siga asumiendo además toda la carga del trabajo en casa». Todo ello sin olvidar que tanto hombres y mujeres se deben responsabilizar «a partes iguales en el cuidado de los hijos y el hogar».

En este sentido, el director de la Oficina de Derechos Humanos del Consejo de Europa, Alfonso de Salas, subraya que «las teorías apuntan a que el reparto del trabajo en el hogar entre hombres y mujeres está al 50 por ciento, pero no es verdad, pues la mujer sigue soportando el 83 por ciento». A pesar de todo, este experto considera que España es un «modelo» para el resto de países de la Unión Europea en cuanto a la concienciación en este asunto, ya que «existe la ilusión de que la mujer se meta de lleno en la vida laboral y para ello se están manejando distintas opciones en otros países».

¡A exportar conciliación!

España será el primer país europeo en llevar fuera de sus fronteras las medidas relacionadas con este aspecto a través de Más Vida Red.

Especializarse en conciliación no es fácil, y menos en estos momentos. Sin embargo, Más Vida Red lo ha conseguido. Tanto es así, que después de septuplicar su cifra de negocio en los últimos tres años, ha decidido exportar sus servicios al resto de Europa. «Portugal es el primer país en el que vamos a ofrecer un paquete de servicios similar al que estamos presentando en España», subraya en este sentido el director general de la compañía, Alberto García Francos. Entre las multinacionales con las que se está poniendo en contacto para hacer de esto una realidad se encuentra, por ejemplo, Procter & Gamble.

Más Vida Red se convierte, de este modo, en la primera empresa en ofrecer servicios de ayuda a la conciliación no sólo en España, sino en otros países europeos y latinoamericanos. Porque Europa no es el único objetivo de esta empresa: su plan de expansión también tiene previsto llegar a Latinoamérica. Y para ambos casos, la compañía fichará a personal extranjero especializado, encargado de cubrir la demanda de estos mercados a través de una línea de actuación similar a la que esta empresa ha seguido en España. No obstante, «queremos llevar a cabo un proceso de expansión gradual en aquellos países donde nuestros clientes tienen representación y donde ya cuentan con buenas referencias de Más Vida Red», añade García Francos.

Entre las empresas que hoy en día gozan en España de los servicios de esta compañía destacan algunas como Procter & Gamble, Philips, Univeler, Motorola, PricewaterhouseCoopers, Alcatel-Lucent y Ernst & Young.

Una forma de facilitar el trabajo

Sodexho ha creado una herramienta informática, única en España, destinada a gestionar planes de fomento de la conciliación en medianas empresas.

“Plan de Compensación Integral” (PCI) es el nombre que Sodexho Pass España ha dado una nueva herramienta informática orientada a facilitar a medianas empresas (las que tienen entre 50 y 300 empleados) la puesta en marcha de medidas de conciliación. Se trata de una herramienta «única y pionera en este sector, no sólo en España, sino en Europa», subraya la directora general de Sodexho en España, Angelines Basagoiti. A pesar de ello, dentro del continente, Reino Unido cuenta con un instrumento «similar», aunque es el único caso.

Entre otros aspectos, el PCI permitirá gestionar planes de retribución flexible y emprender acciones para optimizar el poder adquisitivo de los trabajadores sin costes adicionales para la empresa. Y es que, para Basagoiti, las necesidades de los empleados «están cambiando», pues «además de un salario, buscan empresas con una buena política social». Es decir, «el empleado es el que elige las empresas» y éstas tienen que ponerse manos a la obra y hacer que se sientan a gusto.

A través del PCI, los empleados pueden invertir el 30 por ciento de su sueldo bruto anual en estos servicios, mientras que su ingreso neto al año «estira», aclara la directora general. Sin embargo, los trabajadores no son los únicos que obtienen ventajas con esta herramienta. Las firmas podrán emprender este tipo de medidas sin tener que cotizar a la Seguridad Social los servicios elegidos.

Varias propuestas

Entre las soluciones que se recogen en el PCI se encuentran el “Restaurante Pass”, la “Guardería Pass”, el “Seguro de Salud”, la “Informática Pass” o la “formación Pass”. ¿Cómo funciona esta herramienta? La mediana empresa cliente se encarga de diseñar el paquete de servicios adaptado a sus empleados para que ellos mismos sean los que elijan los que más les convienen y se adapten a sus necesidades. Una vez elegidos, la empresa traslada su petición a Sodexho a través del PCI.

Esta nueva herramienta cuenta con el respaldo de la experiencia de Sodexho, que ofrece tanto a empresas privadas como a la Administración Pública servicios para gestionar incentivos y flexibilizar las políticas laborales de sus empleados, siempre con incentivos fiscales para la compañía. Su buen hacer lo avala el hecho de que se ha convertido en la primera empresa del sector en conseguir el “Certificado de Empresa Familiarmente Responsable” que otorga la Fundación “+ Familia”.

© Laboris

Schibsted Classified Media Spain
Laboris es una web de Schibsted | Laboris.net cumple con la ley orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de protección de datos de carácter personal
© 2017 Schibsted Classified Media Spain, S.L.