Conciliación laboral y familiar, una asignatura pendiente

El objetivo de conseguir la conciliación entre la vida laboral y familiar tiene todavía un largo camino por recorrer hasta que llegue a ser real y efectiva en el mercado de trabajo de nuestro país. Así lo atestiguan los números que arroja el esclarecedor dato de que durante el primer trimestre de este año, tan sólo 1.280 mujeres renunciaron a completar su baja maternal para compartir este permiso con su pareja.

Esta cifra representa sólo el 1,46 por ciento de las bajas maternales en el primer trimestre (87.677), opción que eligieron un 8,9 por ciento de parejas menos que en el mismo periodo de 2007, a pesar de que el número de prestaciones aumentó más de un cinco por ciento en su conjunto.La Ley establece un periodo de descanso de 16 semanas para las trabajadoras por maternidad. No hay datos oficiales sobre las mujeres que, por razones de trabajo, renuncian sin condiciones a disfrutar de su descanso. Hay encuestas que relacionan esa decisión con el hecho de que sean autónomas, directivas y altos cargos.

Un 59,5 por ciento de ejecutivas, según un estudio realizado por Adecco a 325 de ellas, consideró que tener hijos puede ser un impedimento para su carrera, y un 88 por ciento que una jornada reducida podía perjudicar su promoción. Las mujeres son, en más de un 95 por ciento, las que dejan de lado su trabajo por la crianza, piden excedencia o reducción de jornada cada año.

La ministra de Defensa, pionera

Carme Chacón, ministra de Defensa, rompiendo la tendencia que marcan las estadísticas; ha sido una de las todavía escasas mujeres que ha tomado la decisión de compartir con su pareja su baja maternal. Ella, que recientemente volvió al trabajo tras el nacimiento de su hijo Miquel en mayo, disfrutó de las seis semanas de baja obligadas por ley y cedió el resto, hasta cumplir las 16 semanas, a su marido, Miguel Barroso, director de la Casa de América. Como él, otros 1.280 padres, según la estadística de prestaciones por maternidad de la Seguridad Social, compartieron ese tiempo, en su mayoría por responsabilidad laboral de la madre.

La ministra, para facilitar el desempeño de su responsabilidad profesional, trasladó su residencia al Ministerio y desde allí mantenía contacto con sus colaboradores y su sustituto, Alfredo Pérez Rubal­caba.

La ley establece un período de descanso de 16 semanas para las trabajadoras por maternidad, pero las bajas son casi inexistentes en el ámbito de la política. Diputadas y senadoras están obligadas por el artículo 79.3 de la Constitución a acudir a las votaciones, ya que los votos son «personales e indelegables». Y son varias las que pasaron por esa situación en la última legislatura, como la senadora Alicia Sánchez Camacho, del PP, o la diputada María Salom, del mismo partido, a quien los periodistas recuerdan cómo, embarazadísima, voló desde Palma de Mallorca, diez días antes de salir de cuentas, a una ajustada votación de las enmiendas a los Presupuestos Generales del Estado de 2008, el pasado octubre.

Hay otros casos como el de la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, que no sólo intervino en alguna sesión plenaria a los pocos días de dar a luz, como consejera de Transportes de Madrid, sino que además asumió la presidencia del partido en Castilla-La Mancha el 3 de junio de 2006, tres semanas después de nacer su hijo.

Más de 300.000 padres han disfrutado la baja por paternidad

Si las madres son elemento fundamental a la hora de conciliar trabajo y familia, el papel de los padres no puede ser menor y así lo atestiguan las cifras. Según ha adelantado el propio presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, unos 311.000 padres han disfrutado de los 15 días que establece la ley como permiso de paternidad. El jefe del Ejecutivo realizó estas declaraciones durante su comparecencia en la sesión de control al Gobierno en el Congreso de los Diputados, donde anunció hace un año, durante el Debate sobre el estado de la Nación, la prestación económica del cheque-bebé. Alrededor de 400.000 madres han recibido ya los 2.500 euros que otorga el Gobierno por nacimiento o adopción.

Según los datos de la Agencia Tributaria facilitados a Europa Press, las comunidades autónomas que han recibido más subvenciones de este tipo son Andalucía, Cataluña y Madrid.

Pueden disfrutar de esta prestación económica las madres que desde el 1 de julio de 2007 hayan dado a luz o adoptado un hijo. La ayuda se puede cobrar por vía fiscal (como una deducción en la cuota del IRPF) o como una prestación no contributiva de la Seguridad Social, siendo esta última la única forma de cobro en el País Vasco y Navarra, con sistema fiscal propio.

En el caso de las familias que sean monoparentales, numerosas o cuya madre tenga una discapacidad perciben 1.000 euros más que el resto a través de un pago único de la Seguridad Social.

La presencia femenina es casi testimonial en los consejos de administración

Una de cada tres empresas que cotizan en bolsa no tiene mujeres en sus consejos de administración.

La presencia femenina en puestos de responsabilidad empresarial es todavía testimonial, según se desprende de un estudio elaborado por la compañía Informa D&B, que a partir de datos de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), concluye que sólo 35 mujeres tienen un puesto en los consejos de administración de las empresas que cotizan en el Ibex 35, con lo que su presencia supone el siete por ciento.

Si se amplía la muestra a todas las empresas que cotizan en bolsa, 64 sociedades (30 por ciento) no tienen ninguna mujer en su consejo de administración, y sólo en nueve casos la participación femenina supera el 33 por ciento del consejo. En general, las mujeres ocupan 268 cargos, el 11 por ciento del total.

De este informe acerca de la paridad de sexos en empresas españolas se desprende que de 1,5 millones de consejos de administración y 2,45 millones de administradores en activo, el 75 por ciento de los profesionales son hombres, el 22 por ciento mujeres, y el tres por ciento restante representaciones de empresa. Además se da la circunstancia de que Ana Patricia Botín, presidenta de Banesto, es la única mujer que encabeza el órgano de gobierno de una empresa del selectivo madrileño, mientras que otras dos mujeres ocupan la vicepresidencia de un consejo y 32 son consejeras.

Sólo para hombres

Concretamente, el 85 por ciento de los cargos dentro de los consejos de administración están ocupados por 434 hombres, 33 presidentes, 42 vicepresidentes, 333 consejeros, 16 consejeros delegados y diez secretarios; mientras que el otro ocho de los cargos (41) corresponde a miembros en representación de empresas.

El informe revela que sigue habiendo compañías en las que la presencia de la mujer en la toma de las decisiones más importantes es inexistente. Así, hay 11 sociedades de las que cotizan en el Ibex 35, en las que, según los registros de la CNMV, no consta ninguna mujer en el órgano de administración. Abertis, ACS, Bankinter, Cintra, FCC, Gamesa, Gas Natural, Grifols, Iberia.

La mitad de las grandes empresas de Barcelona no desarrolla planes de igualdad

Un estudio presentado por el sindicato CC.OO. revela que el 50 por ciento de las grandes empresas de Barcelona no ha desarrollado planes de igualdad. En virtud de la Ley de Igualdad las compañías en las que trabajan más de 250 personas están obligadas a elaborarlo. Crear una comisión para la aplicación de la normativa o introducir criterios de igualdad de oportunidades en la negociación colectiva son algunas de las iniciativas que materializan esta normativa.

A pesar de que casi la totalidad de las encuestadas, exactamente el 96 por ciento, dice conocer la Ley de Igualdad, aprobada por el Gobierno en marzo de 2007, sólo el 22 por ciento de las empresas ha tomado medidas.

El informe refleja, además, que sólo un tercio de mujeres ocupan cargos de responsabilidad en el sector industrial o de la construcción.

El salario se convierte también en un elemento diferenciador entre hombres y mujeres. En la construcción todas las empleadas cobran menos que los hombres, en la industria un 75 por ciento, mientras que en el sector servicios sólo un 14 por ciento, frente al 63 por ciento que recibe igual sueldo.

Aído señala que la igualdad es un factor clave para aumentar la productividad.

La ministra de Igualdad, Bibiana Aído, ha afirmado recientemente que «la igualdad es el factor clave para la productividad y señala el nivel de desarrollo de la nación», y ha subrayado que es un elemento a disposición del bienestar de las personas, que «acompaña y abre y cierra puertas».

Durante su intervención en el foro Clara Campoamor, celebrado en Sevilla, la ministra ha recalcado la importancia de la mujer en el mundo laboral y ha afirmado que las tasas económicas son las que avalan esta tesis, pues «los países nórdicos son los que mayor competitividad y avance en el empleo presentan».

Para favorecer el camino hacia la igualdad, Aído ha resaltado que hay que fomentar el «autocuidado» de los hombres y el reparto de las tareas domésticas para que las mujeres puedan acceder al mundo laboral, el elemento legitimador para la economía.

© Laboris

Comparte lo que piensas con otras personas, haz que se conozca tu opinión.




Schibsted Classified Media Spain
Laboris es una web de Schibsted | Laboris.net cumple con la ley orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de protección de datos de carácter personal
© 2017 Schibsted Classified Media Spain, S.L.