Cómo redactar la carta de presentación y el currículo para trabajar en Europa

Si estás pensando en trabajar en otro país y tu punto de mira se orienta a la Europa comunitaria no lo pienses más, prepara ya tu currículo y empieza a enviar tu candidatura. Eso sí, debes tener en cuenta las peculiaridades de la redacción que se estilan en cada país en la elaboración del currículo y la carta de presentación.

Te explicamos cuáles son, pero si quieres completar esta información acude a la Guía de las empresas que ofrecen empleo, de la Fundación Universidad-Empresa, donde aparece de forma detallada.

  • El currículo y la carta de presentación para Alemania. Los alemanes utilizan el currículo cronológico, con un estilo conciso, directo y claro. Hay que detallar toda la vida profesional, incluso los periodos de desempleo si se han producido. La carta de presentación será siempre mecanografiada por ordenador y debe empezar con el nombre y cargo de la persona con la que se mantendrá la entrevista. Hay que incluir una descripción detallada del trabajo anterior, si se ha tenido, y evitar motivaciones personales.
  • El currículo y la carta de presentación para Bélgica. Sus currículos incluyen en primer lugar la experiencia profesional y, si no se posee, las actividades extraacadémicas y preprofesionales realizadas durante los estudios. Cuando la empresa a la que nos dirigimos está ubicada en la zona flamenca del país, tanto la carta como el currículo se presentarán en neerlandés. Si se desconoce este idioma, se sustituirá por el francés.
  • El currículo y la carta de presentación para Dinamarca. Los daneses apuestan por los currículos cronológicos inversos (con lo más reciente primero), cortos y muy bien presentados. La carta de presentación, que no ha de superar las dos páginas, debe encabezarse con la fórmula «A la atención de Mr/Mrs X» para que llegue a la persona adecuada.
  • El currículo y la carta de presentación Francia. Los currículos franceses pueden ser funcionales o cronológicos inversos. Es importante indicar la edad en lugar de la fecha de nacimiento y hay que indicar detalles sobre los conocimientos de idiomas.
    La carta puede ser manuscrita para facilitar las pruebas grafológicas de selección, que en Francia son muy habituales. La referencia al puesto, si se pide, se situará en la esquina superior derecha. Es conveniente adjuntar una fotografía en la misiva.
  • El currículo y la carta de presentación para Holanda. Los holandeses redactan sus currículos en estilo directo y en orden cronológico, con un máximo de una página. Tras la experiencia profesional suelen incluir las aficiones. En cuanto a la carta, empieza por los motivos de la solicitud y a continuación se ponen las razones por las que el candidato se considera idóneo para cubrir el puesto. Es un modelo muy similar al español.
  • El currículo y la carta de presentación para Italia. Los historiales profesionales de los italianos no son muy largos, dos páginas a lo sumo. En ellos no suelen incluirse ni hobbies ni fotografía. La carta se redacta en un estilo formal, sin entrar demasiado en explicaciones. Las copias de los diplomas, títulos y referencias deben guardarse para una entrevista posterior, como en España.
  • El currículo y la carta de presentación para Portugal. Los portugueses se inclinan mucho por el currículo direccionado. Se trata de un modelo en el que se empieza con una sección dedicada a los logros y capacidades profesionales del candidato. La experiencia se incluirá al final. La carta no superará el folio de extensión y será manuscrita.
  • El currículo y la carta de presentación para Reino Unido. Lo más importante de su currículo es que permite introducir referencias, consideradas fundamentales a la hora de encontrar trabajo. Tendrá un máximo de dos páginas y un formato cronológico inverso o funcional.
    La carta explicará las razones por las que el candidato se considera adecuado. Los ejemplos servirán para ilustrar las habilidades y aptitudes. Si conoces el nombre de la persona a la que te diriges empezarás con «Dear Mr/Mrs X» y terminarás con «Yours sincerely». Si no, el inicio será «Dear sir/madam» y el final «Yours faithfully».
  • El currículo y la carta de presentación para Hungría. Aunque su currículo se equipara al modelo europeo, sigue existiendo el modelo tradicional, en el que el candidato relata su vida. Hoy en día, Hungría utiliza un modelo de currículo muy similar al de los demás países europeos: datos personales, formación, experiencia, conocimientos específicos y aficiones. El modelo tradicional consistía en un artículo de varias páginas en el que el candidato describía su vida.

    Esto debe ser tenido en cuenta pues las antiguas empresas estatales esperan recibir ese modelo y la mayoría de los titulados húngaros lo sigue enviando (por consejo paterno). Sólo debes utilizarlo cuando la empresa lo solicite expresamente. Suele empezar con «Yo nací», sigue con «Mis padres son» y «Estudié en», para finalizar con «Estoy a su disposición para cualquier puesto».

    Por su parte, la carta de presentación constará de tres párrafos. En el primero hay que explicar cómo se ha conocido la empresa y por qué se quiere trabajar en el país. En los otros dos se incluirán los motivos por los que el candidato se considera la mejor opción para la empresa.
    También se mencionarán los conocimientos y experiencias que convierten al aspirante en un buen empleado y compañero. Si la solicitud se envía a una multinacional hay que redactar el currículo y la carta de presentación en el idioma matriz de la compañía o en inglés. Además es conveniente adjuntar una copia en húngaro.

© Laboris

Schibsted Classified Media Spain
Laboris es una web de Schibsted | Laboris.net cumple con la ley orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de protección de datos de carácter personal
© 2014 Schibsted Classified Media Spain, S.L.