Salarios con visión global

Contar con una estrategia de compensación a nivel mundial es la base para poder desarrollar sistemas de compensación a nivel mundial. Al menos, así lo es para la consultora Mercer, que en su estudio sobre las Estrategias de compensación y administración a nivel mundial revela, sin embargo, que menos de la mitad (el 45 por ciento) de las empresas multinacionales tiene un enfoque global para diseñar el sistema de retribuciones de sus empleados.

Por su parte, el 39 por ciento de las 168 multinacionales consultadas por Mercer prefiere diseñar sus estrategias de compensación desde una perspectiva local y sólo el 16 por ciento elabora su sistema de retribuciones a nivel regional. A la vista de estos datos, la consultora subraya que son muchas las compañías que no siguen «los mejores pasos» para diseñar su estrategia de compensación, ya que «están implementando planes de incentivos y sistemas de gestión del rendimiento antes de implantar otros elementos clave de una estructura de compensación», añade el responsable del área de Capital Humano de Mercer, Ignasi Buyreu.

Por cargos

Y si a nivel general esa visión global apenas existe, gana importancia a nivel particular. Así, el 84 por ciento de las compañías tiene elaborada una estrategia retributiva para sus directivos, mientras que para otros colectivos de empleados la diseñan a nivel regional o local.

El 53 por ciento de las entidades la diseñan de forma global para los mandos intermedios y sólo un 30 por ciento elabora estas medidas de compensación para todos los profesionales de la compañía. No obstante, para Buyreu «esta tendencia está cambiando rápidamente, especialmente entre las multinacionales de Estados Unidos», ya que «dado que las compañías continúan enfocando sus esfuerzos en facilitar la movilidad del talento y reforzar unos valores y cultura empresarial comunes en los dos próximos años, necesitarán globalizar también sus sistemas de compensación para los mandos medios y resto de profesionales».

Esta tendencia queda reflejada en el hecho de que, aunque más de la mitad de las multinacionales cuenta con estrategias globales de retribución para mandos medios, las compañías estadounidenses la han aplicado en un porcentaje tres veces superior al registrado por las europeas. Y es que, «definir una estrategia de compensación a nivel mundial es sólo el primer paso para desarrollar un sistema de compensación global efectivo. El siguiente paso implica una reestructuración de las funciones de recursos humanos de manera que los programas de compensación puedan ser administrados de una manera más centralizada», subraya Ignasi Buyreu.

© Laboris

Schibsted Classified Media Spain
Laboris es una web de Schibsted | Laboris.net cumple con la ley orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de protección de datos de carácter personal
© 2017 Schibsted Classified Media Spain, S.L.