Llegan los foros de empleo virtuales

Cuando nos planteamos la búsqueda de un empleo, una de las alternativas que tenemos a nuestro alcance es la visita de las ferias de empleo, encuentros especializados en los que tanto los asistentes como las empresas participantes tienen el mismo fin: los primeros buscan un puesto que se adapte a su preparación mientras que las segundas acuden con el objetivo de conseguir candidatos para sus posiciones vacantes.

De unos años a esta parte, es cada vez más habitual encontrar este tipo de encuentros, que suelen estar muy vinculados al mundo universitario, ya que es en el campus donde las compañías encuentran a sus candidatos ideales: los que están a punto de finalizar sus estudios (o acaban de hacerlo) y comienzan su búsqueda en el arduo mundo laboral.

Pero este tipo de ferias sigue avanzando y da un nuevo paso: el orientado al mundo virtual. Así, las ferias de empleo existentes en internet son una opción cada vez más plausible. De ello han sido conscientes los organizadores del Tour del Empleo (la empresa Imaste), evento que a lo largo del curso organiza más de 15 encuentros de promoción del primer empleo en las diferentes universidades españolas, convirtiéndose en punto de encuentro entre empresas y estudiantes. Según señalan, «desde el principio vimos clara la necesidad de introducirinnovación tecnológica en el proceso, a través de un portal de recogida de currículos on line y con páginas web promocionales e informativas».

El concepto planteado desde esta firma consiste en la creación de un espacio virtual, en el cual se puedan recoger currículos o presentar ofertas de empleo, sin olvidarse de reproducir, lo más fielmente posible, todas las interacciones que tienen lugar en una feria real de empleo.

Ventajas

Las ventajas de las ferias virtuales son notables, tanto para los candidatos como para las empresas. Empecemos por las que encuentran los primeros. «El universitario se beneficia de una tecnología cómoda y fácil de usar, que le permite mostrar sus logros académicos y capacidades personales a un gran número de empresas, empleando relativamente poco tiempo y obteniendo paralelamente una gran cantidad de información de las empresas», señalan.

Estas ferias virtuales ofrecen la posibilidad de realizar un test de orientación, gracias al cual, el candidato obtendrá un porcentaje de afinidad con las firmas participantes. De este modo, puede descubrir «que su currículo es interesante para empresas que no hubiera pensado que buscan su perfil y a las que nunca se hubiera acercado en un foro real».

Igualmente, los visitantes de estas ferias pueden inscribirse a presentaciones on line, descargarse videos corporativos (en los que se explique la política de la empresa, líneas de negocio, puestos laborales...), realizar pruebas de selección (desde ejemplos colgados por la compañía hasta la inscripción en pruebas on line), inscribirse a las ofertas o ver experiencias de trabajadores de la propia firma, entre otras funcionalidades.

Desde la empresa

Las empresas participantes en estos encuentros pueden «estar presentes en las mejores universidades con toda su imagen corporativa, a través de un entorno 3D multimedia atractivo y fácil de usar para el visitante», afirman los organizadores. Además, «la información recogida a través de estas ferias les permite una mayor optimización, facilitándoles el trabajo a la hora de cubrir los puestos ofertados. La comodidad logística y el ahorro de costes ofrece a la entidad estar presente en un evento como este con un coste muy reducido».

Entre las posibilidades al alcance de las empresas destacan la recogida de currículos (eliminándose cualquier barrera física), la gestión de información y de los propios historiales, el uso del test de orientación, el marketing o la utilización de herramientas multimedia.

Los principios de una feria virtual

Cuatro son los principios básicos que, desde Imaste, señalan para que una feria virtual se convierta en la mejor:

  1. Ser accesible vía web. De este modo, una mayor cantidad de aspirantes podrán visitar los ‘stands’ virtuales, informarse y dejar sus datos.
  2. Ser usable. Tiene que resultar sencillo encontrar la información de las empresas. Ahí juega un papel importante el Test de Orientación.
  3. Ser atractiva. Todas las empresas que participan en estas ferias desean mostrar sus ofertas y su cultura corporativa yendo más allá de ofrecer páginas llenas de textos y formularios. «La posibilidad de decorar sus ‘stands’ virtuales, introducir carteles, pósters, logotipos, videos, etc, es muy interesante. Y también la experiencia de usuario de los candidatos es mucho más rica», señalan desde Imaste.
  4. Ser interactiva. Los canales de comunicación entre empresas y candidatos deben existir a tiempo real.

Más información:
Tour del Empleo Virtual
www.feriavirtualdeempleo.com

© Laboris

Comparte lo que piensas con otras personas, haz que se conozca tu opinión.




Schibsted Classified Media Spain
Laboris es una web de Schibsted | Laboris.net cumple con la ley orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de protección de datos de carácter personal
© 2017 Schibsted Classified Media Spain, S.L.