Bolsa de trabajo: fuente de empleo

Las bolsas de trabajo son desde hace años una de las principales fuentes a las que recurrir para encontrar empleo. Con el paso del tiempo su efectividad ha ido creciendo, ya que poco a poco se han profesionalizado y hoy son mucho más que un punto de encuentro entre ofertas y demandas.

La mayoría proporcionan además orientación profesional: asesoran sobre la búsqueda de trabajo e informan sobre salidas laborales y formación complementaria para mejorar el currículum.

Algunas disponen incluso de un espacio en los webs de las organizaciones que las acogen, de forma que pueden prestar buena parte de sus servicios a través de Internet: desde colgar ofertas de empleo hasta responder consultas por e-.

Bolsas de trabajo de escuelas y gremios

Los centros de estudios fueron de los primeros en crear bolsas de trabajo y hoy es raro encontrar alguno que no disponga de ellas. De hecho, para muchos son una buena baza a la hora de captar alumnos, ya que les ofrecen la posibilidad de acceder a un puesto de trabajo.

Las bolsas de trabajo más profesionales disponen de una o dos personas a tiempo completo que se dedican a contactar con empresas y poner a su disposición a los alumnos del centro para realizar prácticas de trabajo o cubrir posibles vacantes.

Paralelamente, estudian los currículums de los estudiantes e incluso se entrevistan con algunos de ellos y les pasan pruebas psicotécnicas para conocer a fondo su perfil y poder enviarlos a las empresas con la garantía de que son profesionales que se adecúan a los puestos a cubrir.

De entre las diferentes bolsas de trabajo que hay en los centros de estudios destacan las de:

  • Las escuelas de negocios. Suelen gestionar ofertas de PYMES, pero sobre todo de grandes empresas y multinacionales para cubrir posiciones de assisstant, cargos intermedios y puestos directivos, ya que muchas organizaciones acuden a esas bolsas en busca de recién titulados que acaban de cursar un postgrado y de profesionales que están estudiando un master especializado o un MBA.
    Las bolsas de trabajo de las escuelas de negocios gestionan ofertas de empleo que a menudo no se canalizan a través de ningún otro medio, entre otras razones porque las escuelas son un referente para los directivos que han pasado por sus aulas, de modo que cuando necesitan contratar a un profesional suelen acudir a ellas.
  • Las universidades. En la mayoría de CC.AA. disponen de los llamados COIE, que reciben otros nombres según la región, pero que en el fondo tienen la misma finalidad: orientar a los universitarios sobre el mercado laboral y gestionar prácticas a través de convenios de cooperación educativa y ofertas de trabajo. Los COIE, Centros de Orientación e Información de Empleo, son también un buen punto de encuentro para entrar en contacto con organismos e instituciones que convocan becas y premios.
  • Centros de estudios en general. Las escuelas de FP y los centros que imparten estudios no reglados también disponen de bolsas de trabajo muy activas, ya que las empresas acuden a ellas para hacer cantera de jóvenes con formación especializada en un oficio.

© Laboris

Schibsted Classified Media Spain
Laboris es una web de Schibsted | Laboris.net cumple con la ley orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de protección de datos de carácter personal
© 2014 Schibsted Classified Media Spain, S.L.